La resaca electoral se salda con números rojos en el Ibex y la prima de riesgo

stop

BOLSAS

23 de mayo de 2011 (17:53 CET)

España y el resto de los mercados periféricos han vivido un día de alta tensión a costa de la rebaja del rating de Grecia y las dudas del FMI sobre Irlanda. En plena resaca postelectoral, el Ibex ha perdido un 1,41% y la prima de riesgo ha saltado hasta los 248 puntos básicos, aunque por debajo de los máximos del día.

La jornada ha sido de alta tensión. Ha empezado con el diferencial entre el bono español y el alemán a 10 años –lo que se denomina como prima de riesgo- disparada por encima de los 260 puntos, el nivel más alto desde el 10 de enero. Sin embargo, al cierre ha remitido ligeramente la presión y la prima ha retrocedido hasta los 248 puntos, un nivel en cualquier caso preocupante.

Los analistas están de acuerdo en que es preocupante la concatenación de malas noticias. El viernes, la agencia de calificación crediticia Fitch rebajó el rating de la deuda a largo plazo de Grecia desde BB hasta B con perspectiva negativa. Y hoy S&P ha revisado su perspectiva para el rating A de Italia de estable a negativa por las débiles perspectivas de crecimiento económico y la dificultad de rebajar el endeudamiento del país. La firma de valores Oddo cree que “son malas noticias para el sector bancario europeo”.

Los bancos españoles ha sentido el golpe, con pérdidas de alrededor del 2% en bolsa que demuestran que la cautela manda en los mercados europeos. También IAG, BME o Mapfre han sufrido duros castigos que han decidido la pérdida final del 1,41% en el Ibex 35.

Otras bolsas bajan más

En cualquier caso, los descensos, que ponen en peligro la cota de los 10.000 puntos en el selectivo, son inferiores a los de otras bolsas. Por ejemplo, el índice MIB italiano ha perdido alrededor de un 3% y las grandes bolsas europeas -Frankfurt, Londres o París- han sufrido descensos cercanos al 2%, mayores que los del Ibex.

Los inversores europeos han estado toda la sesión intentando descifrar el nuevo escenario. A las rebajas de calificación se han unido las dudas del Fondo Monetario Internacional sobre el futuro de Irlanda, mientras sigue el debate sobre la intención del Banco Central Europeo (BCE) de evitar la tan temida reestructuración de la deuda helena que puede poner contra las cuerdas a las grandes entidades financieras del Viejo Continente.

En este contexto, es difícil esclarecer hasta qué punto ha influido la debacle socialista en las elecciones locales celebradas el domingo. De momento, hay cierta división de opiniones entre los expertos. Unos creen que algunas comunidades autónomas aflorarán más déficit y otros están más preocupados ante la posibilidad de que el PSOE siga gobernando y tras el desastre electoral afloje en la velocidad en la que el Gobierno debe tomar nuevas medidas impopulares. Otros, sin embargo,opinan que el resultado de los comicios acelerará las reformas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad