La Seda consigue de sus acreedores una prórroga de 60 días

03 de agosto de 2009 (18:57 CET)

La dirección de la Seda ha alcanzado un acuerdo con las entidades acreditantes por el que se prolonga en 60 días adicionales la situación actual a la espera de cerrar un pacto definitivo. Al mismo tiempo dichas entidades han autorizado a la compañía a solicitar al Institut Català de Finances (ICF) facilidades crediticias, según ha comunicado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Lo anterior se interpreta por la empresa como un paso adelante en el plan de reestructuración aprobado por el consejo de administración del 25 de julio pasado.

Por otra parte la entidad Inverland Dulce, ha renunciado formalmente su cargo como miembro del Consejo de Administración de La Seda de Barcelona.

Esta entidad estaba representada en el consejo por Carlos Gila que en representación de ella era también vicepresidente de la empresa. No obstante, Gila seguirá personalmente realizando funciones ejecutivas para sociedad, en especial, las precisas para ejecutar el plan de reestructuración aprobado. Por lo tanto, según la nota de la empresas, “la renuncia no tiene repercusión en el normal devenir de la compañía”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad