La Seda multiplica sus pérdidas

stop

Sin título

27 de agosto de 2009 (11:14 CET)

Los números no dan un respiro a La Seda. Mientras el fabricante de productos plásticos sigue trabajando en un plan de reestructuración que ofrezca garantías a proveedores y acreedores de su viabilidad, los resultados del primer semestre arrojan sombras más grandes y profundas sobre la realidad de la compañía. 

Las ventas del grupo han caído un 44% durante los seis primeros meses del año hasta los 521 millones de euros, lo que ha llevado a La Seda a presentar unas pérdidas en este periodo de 98 millones de euros, frente a los 11,2 millones de euros de beneficio del pasado año. 

Estos malos resultados suponen un duro golpe al grupo, que ayer vio como la Generalitat decidía no otorgarle el crédito de 15 millones de euros que La Seda había solicitado al ICF hasta tener más garantías de la viabilidad de un grupo que el Govern ve demasiado inestable también a nivel accionarial y corporativo. 

La Seda ha vinculado estos malos resultados a la evolución del precio del crudo, “y por lo tanto de los precios en toda la cadena de valor”, dado que el PET que fabrica el grupo tiene en los productos derivados del petróleo su principal materia prima. La falta de liquidez del grupo, que obligó a parar la planta de Reino Unido durante 4 meses y la de El Prat durante otros 2, ha influido también de manera decisiva en un Ebitda operativo de tan sólo 4 millones de euros frente a los 79 millones del pasado año, ni más ni menos que un 95% menos que en el mismo periodo de 2008. 

La Seda destaca en su comunicado los esfuerzos que está realizando para garantizar la viabilidad de la compañía, tales como la realización de un estudio interno de liquidez para determinar las necesidades durante el proceso inicial de reestructuración, así como un plan interno de contención de costes e inversiones o el propio plan de reestructuración del grupo.

Este miércoles se hizo público, asimismo, el nombramiento de Carlos Gila, que ya formó parte del consejo de administración de la compañía como nuevo vicepresidente ejecutivo. La Seda confía en su experiencia en reestructuraciones para enderezar el rumbo de la compañía y que así proveedores y acreedores retomen su confianza en el grupo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad