La Seda negocia con BA Vidro su incorporación como nuevo socio industrial

Sin título

28 de septiembre de 2009 (16:32 CET)

La Seda de Barcelona última un acuerdo con la portuguesa BA Vidro para que dicha sociedad tome una participación accionarial en la sociedad catalana. Esta operación es paralela al empeño que la Seda tiene en marcha para renegociar su deuda bancaria que asciende a 868 millones de euros, según fuentes de la empresa química con sede en El Prat de Llobregat.  El acuerdo bancario debería ser firme antes de finalizar septiembre.

La Seda negocia a toda máquina un acuerdo con los diferentes bancos acreedores que permita renegociar su pasivo y conseguir además una inyección de fondos por parte del Institut Català de Finances, (ICF) que ha puesto como condición para aprobar un crédito de 15 millones de euros, que la firma catalana cierre el pacto con los bancos.

Además, La Seda negocia actualmente con la sociedad BA Vidro, empresa presidida Carlos Moreiras, miembro del consejo de la Seda, y participada por Sonae, el conglomerado industrial portugués más importante. Aunque funetes oficiales de la empresa catalana sólo reconocen que se negocia con BA Vidro, otras fuentes, citadas por el diario Expansión, consideran que la operación ha sido ya realizada. En este sentido, aseguran que la participación de BA Vidro será minoritaria pero relevante.

Por ahora lo que prima para la dirección de La Seda es conseguir el acuerdo para financiar en un an primera etapa unos 150 millones de euros. Esta cantidad la negocia la empresa que preside José Luís Morlanes con varias entidades acreedoras que representan juntas el 67% de la deuda de la Seda. En este sentido, si la operación llega a buen puerto, los bancos aceptarían a cambio de la refinanciación o un crédito participativo o bien tomarían directamente un 20% del capital.

HSBC, BPI y Caixa Xeral están entre los que han avanzado más en el acuerdo. Por otra parte, se sigue negociando el resto de la deuda, unos 600 millones de euros.

Según el diario económico, BA Vidro, que tiene seis plantas de producción entre España y Portugal, suscribiría una parte importante de la ampliación de capital de 150 millones que piensa efectuar la compañía.

La Seda está inmersa en problemas de liquidez, que han hecho que se retrasara el pago de la mensualidad de agosto. Además la nueva dirección tiene en marcha un proceso legal de depuración de responsabilidades fruto de las irregularidades contables correspondientes a la gestión de los antiguos directivos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad