La Sexta se lo guisa y se lo come

Sin título

14 de abril de 2009 (16:32 CET)

La Sexta ha conseguido rizar el rizo y ha hecho que buena parte del futuro de la Televisión Digital Terrestre pase por sus manos. La cadena de Mediapro no sólo podrá contar con un canal de pago para la transmisión de los partidos de la liga de fútbol (autorización del gobierno mediante) sino que además será la encargada de transmitir las bondades de la TDT a la población, también gracias a una decisión gubernamental.

Y es que Publiseis, la división publicitaria de La Sexta, ha ganado el concurso del ministerio de Industria, dirigido por Miguel Sebastián, para difundir el uso de la TDT entre los ciudadanos de las poblaciones en las que el apagón analógico se adelantará al próximo 30 de junio. El presupuesto de la campaña es de 2,4 millones de euros y su objetivo es el de “explicar el funcionamiento, instalación y ventajas de la TDT de forma muy didáctica y enfatizando los plazos”.

La Sexta tiene, pues, ocasión para promocionar a su manera un sistema por el que ha apostado muy fuerte y del que quiere obtener una importante cuota de mercado y de audiencia. Su principal baza será Gol TV, que, en principio, empezará a emitir en pago por visión los partidos de liga a partir de la próxima temporada.

Además, la cadena de Roures podrá hacer negocio doble, ya que aprovechará que tiene contrato con la mayoría de los clubs de primera división para revender los derechos de retransmisión a los demás operadores a un precio módico. Igualmente, la reventa servirá a Mediapro para reducir las obligaciones financieras adquiridas para la compra de los derechos del fútbol y de la Fórmula 1, que en diciembre de 2007 llegaban a los 2.543 millones de euros.

A todo esto hay que añadirle la renovada intención de Zapatero de reducir la publicidad en TVE, algo que beneficiaría al conjunto de las cadenas privadas, y más en un contexto de segmentación del mercado como el que se producirá con la TDT. En este caso, no sólo La Sexta tendría motivos para brindar por el prometedor futuro de la TDT.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad