La Sirena, en pérdidas

stop

18 de junio de 2009 (20:37 CET)

La compañía, dedicada a la venta de alimentos congelados, ha cerrado su ejercicio fiscal en abril con 171,9 millones de facturación, lo que supone un 3,8% más que el año anterior. Sin embargo, el resultado neto de la empresa ha sido negativo, "derivado del modelo de deuda del negocio de la compañía, con préstamos y capital riesgo", ha explicado el director general de la compañía, Francesc Casabella. 

La apertura de 30 tiendas más en toda España ha sido el principal detonante del aumento de la facturación. El resultado bruto de explotación ha sido del 9% del total de la facturación, similar al año pasado, cuando obtuvo un Ebitda superior a los 14 millones de euros. 

Por otro lado, otras iniciativas que la empresa ha llevado a cabo para adaptarse al momento económico por el que pasan sus clientes (descuentos, ofertas en productos de primera necesidad, inclusión de nuevos artículos) han ayudado a que la crisis no se cebara tanto en La Sirena. 

La previsiones para un futuro próximo se centran en la expansión en territorio madrileño, donde el grupo pretende duplicar el número de tiendas ubicadas allí (51) durante los próximos años. A lo largo de los próximos seis meses, la intención es abrir una decena de establecimientos más. Con estas cifras, la empresa espera alcanzar los 177 millones para abril del año que viene. La compañía cuenta con 1.000 trabajadores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad