La subida de la luz y la moderación de la gasolina frenan la caída de los precios

stop

El IPC cae tres décimas en noviembre y acumula cuatro meses de bajadas consecutivas. El temor a la deflación disminuye tras una caída menos brusca de lo esperado

Varias torres generadoras de energía eléctrica

en Madrid, 15 de diciembre de 2015 (10:53 CET)

Los precios de consumo han caído el 0,3% en noviembre respecto al mismo mes de 2014, cuatro décimas menos que en octubre, debido al encarecimiento de la electricidad y a la estabilidad de los carburantes, que un año antes se abarataron.

El índice de precios de consumo (IPC) publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado así el dato que adelantó el pasado 27 de noviembre, que supone que los precios acumulan ya cuatro meses de descensos, si bien se han moderado en los dos últimos.

El grupo que más ha influido en la moderación de la caída de noviembre ha sido el de la vivienda, cuyos precios han disminuido el 2,6%, dos puntos menos que en octubre, por el encarecimiento de la electricidad frente el abaratamiento de un año antes.

Además, ha impactado el transporte, que ha mejorado su tasa un punto, hasta caer el 4,7%, debido a los precios de los carburantes y lubricantes, que se han mantenido frente al descenso que experimentaron en noviembre de 2014.

Los viajes caen menos y suben alimentos y bebidas

El ocio y la cultura también han influido en la moderación de noviembre, ya que sus precios han mejorado seis décimas hasta subir el 0,7% como consecuencia de un menor abaratamiento de los viajes organizados, en tanto que los servicios recreativos y deportivos han subido sus precios frente a los descensos de 2014.

A pesar del menor descenso de precios registrado en noviembre, el INE destaca el comportamiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas, que se han encarecido dos décimas menos, hasta el 1,7%, por una mayor caída de las legumbres y hortalizas frescas.

En cuanto a la inflación subyacente, es decir, una vez eliminado el efecto de los alimentos frescos y la energía, los precios han aumentado el 1%, una décima más que el mes anterior, y se han situado un punto y medio por encima del IPC general, una situación que se repite mes a mes desde hace más de un año.

Suben los precios respecto a octubre

En tasa mensual, los precios han subido el 0,4 % respecto a octubre, comportamiento que contrasta con el experimentado el año pasado cuando bajaron el 0,1 %.

Los grupos con mayor repercusión positiva en el índice general han sido el vestido y el calzado, cuyos precios han subido el 5,1 % por la temporada de invierno, y la vivienda, que han aumentado los suyos el 0,6 % por el encarecimiento de la electricidad.

Por el contrario, han influido negativamente los hoteles, cafés y restaurantes, que se han abaratado el 0,5 % por el descenso de precios de estos alojamientos, y los alimentos y bebidas no alcohólicas, que lo han hecho el 0,2 % por el descenso de precios de legumbres y hortalizas frescas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad