La subida salarial,del 2,67%;  la inflación, del -1%

09 de julio de 2009 (14:51 CET)

El aumento de salarios recogido en los convenios colectivos hasta el mes de junio fue de un 2,67%, una cifra que, comparada con la del mismo período de 2008 resulta ocho décimas inferior, pero que supera ampliamente el índice de precios al consumo armonizado, (IPCA), que a junio de este año era del -1%, según los datos del ministerio de Trabajo e Inmigración.

En los seis primeros meses del año se registraron un total de 3.328 convenios, que afectaron a 7,38 millones de trabajadores y contemplaban una jornada laboral media de 1.756,6 horas anuales.
De los convenios registrados, 2.484 eran de empresa, con efectos sobre 591.700 trabajadores, y 844 tenían ámbito sectorial, con cobertura sobre 6,79 millones de trabajadores.
La subida salarial pactada en los convenios de empresa alcanzó en junio el 2,37%, frente al 2,70% de los convenios sectoriales y también es menor la jornada laboral en los primeros (1.706,8 horas anuales) que en los segundos (1.761 horas).

Por sectores de actividad, el mayor incremento salarial correspondió a la construcción (3,56%), seguido de los servicios (2,52%), la industria (2,51%) y la agricultura (2,45%).

En cuanto a la jornada media por trabajador, los convenios de agricultura tienen pactadas 1.784,5 horas anuales; los de los servicios, 1.762,6 horas; los de la industria, 1.748,9 horas, y los de la construcción 1.737,7 horas.
A diferencia de años anteriores, la negociación colectiva de este año no tiene como base el acuerdo interconfederal de convenios (ANC), un pacto que sindicatos y empresarios llevaban practicando desde hace siete u ocho años y que en 2009 no han podido renovar a causa de sus diferencias, sobre todo en materia salarial.

Mientras la CEOE aconseja subidas salariales entorno del 1% e incluso por debajo de esa cantidad a tenor de la evolución a la baja de la inflación, CC.OO. y UGT defienden subidas moderadas de los salarios, partiendo del objetivo de inflación que fija el BCE (2%), a fin de que los trabajadores puedan tirar del consumo y, en consecuencia, de la economía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad