La textil Pulligan presenta concurso de acreedores por 20 millones de pasivo

Sin título

01 de diciembre de 2009 (10:58 CET)

La firma textil Pulligan, con sede en Canet de Mar, ha presentado concurso de acreedores, la antigua suspensión de pagos. El pasivo declarado es de 20 millones y los principales acreedores son el BBVA, Banco Sabadell y Caixa Catalunya, según informa el diario Expansión.

La empresa que dirige Joan Canals declaró en 2007 unas ventas de 22,3 millones y unas pérdidas de 130.602 euros. Por su parte, el año pasado, la facturación bajó hasta los 20 millones y las pérdidas se mantuvieron.

El empresario achaca a la crisis económica el bajón de ventas y apuesta por la continuidad de la sociedad, por lo que ha indicado que trabaja en un plan de viabilidad. El expediente concursal afecta a la matiz del grupo, Pulligan Internacional, que es la cabecera. También tiene repercusiones en la sociedad Canet Punt. Pero la filial que la empresa tiene en Tánger no se ha visto afectada.

Pulligan es una marca conocida por los jerseys de alta calidad y otras prendas de alto nivel como calcetines, bufandas o faldas de punto.

En 2006 Pulligan vendió su fábrica de Canet a la inmobiliaria Aisa por 10 millones de euros. La compradora adquirió no solo las naves sino dos edificios del arquitecto modernista Domènech u Muntaner. En esos terrenos, situados en el centro de Canet, se querían construir 200 viviendas. Además, Aisa se comprometió a construir una nueva fabrica en el polígono industrial de Canet. Pero la crisis otra vez ha retrasado el proyecto y la nueva fábrica no está aún acondicionada.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad