La UE aprueba este jueves la reestructuración de Liberbank, BMN, Ceiss y Caja3

stop

AYUDAS EUROPEAS

16 de diciembre de 2012 (18:39 CET)

La Comisión Europea tiene previsto aprobar este jueves los planes de reestructuración de Liberbank, BMN, Ceiss y Caja3, entidades que tienen identificadas necesidades de capital y que recibirán un máximo de 1.500 millones de euros del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

A la espera del visto bueno de Bruselas, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya ha avanzado que BMN y Ceiss serán nacionalizadas parcialmente cuando se reciban las ayudas del rescate bancario de la UE a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Plan de reestructuración


Las dos entidades han presentado ya un plan de reestructuración y han calculado el impacto de la transferencia de activos inmobiliarios al 'banco malo' para determinar sus necesidades de capital. De Guindos ha precisado que en el caso del BMN, la nacionalización no va a ser completa, y en el caso de Ceiss, la entidad está "en un proceso de integración que habrá que ver cómo se resuelve definitivamente".

Fuentes de BMN han explicado a Europa Press que el banco recibirá 470 millones de euros en esta operación, que a priori no implica cambios en el equipo directivo. En cualquier caso, el Estado tendría más del 50% del capital del grupo liderado por Caja Murcia. El FROB ya inyectó a BMN 915 millones a través de préstamos del conocido como 'Frob 1'.

Bonos contingentes convertibles

Bruselas y el Ministerio de Economía han negociado durante los últimos días cómo aportar los alrededor de 1.500 millones que podrían requerir BMN, Banco Ceiss, Caja 3 y Liberbank. Finalmente, se ha descartado que su recapitalización se realice a través de bonos contingentes convertibles, lo que en el argot financiero se conocen como cocos.

De hecho, la CE confía en que el grupo encabezado por Caja Murcia pueda captar inversores privados en unos cinco años, si bien en "un principio" se descarta que se sume a Catalunya Caixa y Novagalicia y sea también subastada. Las alternativas podrían ser lanzar una OPV o participar en alguna operación de concentración con otra entidad.

El caso de Liberbank

De su lado, Liberbank reducirá a la mitad sus necesidades de capital con la aportación de 340 millones de euros en activos tóxicos a la Sociedad de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) y la venta de otro tipo de activos estimada en 250 millones de euros, según han informado a Europa Press fuentes financieras.

La propuesta de plan de capitalización de Liberbank prevé que la entrega de activos al llamado banco malo pueda suponer una reducción en 340 millones de euros aproximadamente de las necesidades de capital como consecuencia de la reducción de Activos Ponderados por Riesgos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad