La UE propone adelantar 2.300 millones en ayudas a España

stop

03 de junio de 2009 (18:02 CET)

La magnitud de la tragedia del paro en Europa ha llevado a la UE la proponer una medida del todo inusual. La Comunidad Europea ha planteado adelantar, de los presupuestos comunitarios de los años 2009 y 2010, unos 2.300 millones de euros a España para que los destine a mantener empleos en las empresas afectadas por la crisis económica y a recolocar a las personas que hayan perdido su puesto de trabajo.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha recalcado la gravedad del impacto de la crisis en el empleo, y ha afirmado que esta circunstancia es su "principal preocupación", aunque prevé que esta medida salve “millones de empleos".

El reparto de los fondos para España seguirá siendo el mismo a pesar de esta medida. Nuestro país recibirá 8.000 millones de euros hasta el 2013. Sin embargo, durante los años 2009 y 2010, y de manera excepcional, la UE financiará la totalidad de los proyectos que se pongan en marcha a cargo del Fondo Social Europeo, aunque seguirán siendo el Gobierno y las comunidades autónomas los que tendrán que aportar entre el 50% y el 15% de las ayudas (según los casos) que se aplican normalmente.

La formación es uno de los campos en que España tiene previsto invertir la financiación del Fondo Social Europeo. El impulso del espíritu empresarial, el aumento de la presencia de las mujeres en el mercado laboral y el incremento de la productividad son otras de las metas para cuyo alcance está previsto destinar estos fondos.

Pero no sólo será España la beneficiaria de estos adelantos. La UE adelantará a sus países miembros 19.000 millones en ayudas, con el fin de ayudar a los que tengan problemas para utilizar los fondos europeos porque no disponen de dinero para cofinanciar los proyectos.

MÁS MEDIDAS EXCEPCIONALES

Por otro lado, Bruselas ha propuesto destinar 100 millones de euros del presupuesto de la UE a crear un instrumento financiero que proporcione microcréditos a quienes quieran acceder a los fondos necesarios para crear una empresa y tengan dificultades para hacerlo. Este dinero, junto con la financiación del Banco Europeo de Inversiones (BEI), movilizará recursos por valor de 500 millones de euros.

Además, el Ejecutivo comunitario ha pedido a los países de la UE que establezcan objetivos para proporcionar rápidamente a los jóvenes en paro oportunidades de formación o trabajo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad