La UEFA se moviliza para evitar que la burbuja del fútbol estalle como la inmobiliaria

stop

Michel Platini

27 de febrero de 2010 (10:34 CET)

La UEFA ha decidido evitar que la burbuja que se ha creado en muchos de los grandes clubes europeos tenga un final dramático. El presidente de la entidad deportiva, Michel Platini, ha lanzado la consigna: “ningún gran club con menos ingresos que gastos”. Traducido a la práctica ello indica que los organismos federativos están revisando las cuentas de las entidades de primer nivel de Europa.

Al presidente de la UEFA no le hace ninguna gracia la figura de inversores que compran clubes a crédito, luego no pueden hacen frente a sus millonarias deudas y a los pocos meses abandonan la empresa dejándola endeudada y sin recursos para seguir adelante.

Según indica El confidencial, inspectores de la UEFA ya han visitado la sede del Real Madrid revisando balances y facturas. Fuentes del club blanco mostraban su tranquilidad al considerar que el club tiene en orden sus cuentas. Igual pasa con el FC Barcelona, en la sede de este club hay calma y no temen la visita de los inspectores de la UEFA.

Hay presidentes de clubes europeos que como Jean Miche Aulas, del Olympique de Lyon, han hecho un símil preocupante creen que primero fue la burbuja inmobiliaria y después podría aparecer la burbuja del fútbol. Y lo dice un presidente de un  club que cada año ingresa 50 millones por la venta de jugadores.

El Inter generó 130 millones de pérdida durante la pasada temporada. Ese dato poco importó para que Moratti ampliará contrato a Mourinho y le colocará en su cuenta corriente 13 millones de euros por temporada ante la posibilidad de que el Real Madrid le intentara fichar. La solución fue muy sencilla, Moratti puso de su bolsillo, mejor dicho de su petrolera, los 130 millones de euros necesarios para cuadrar balances.

En Inglaterra la situación es muy parecida. Los inversores americanos no eran tal, y lo único que han hecho ha sido solicitar créditos que están ahogando al Manchester. Ellos no han puesto ni un euro de su patrimonio. De esta manera, el Manchester United se vio obligado a vender a Ronaldo por 90 millones y a comprar a Valencia por 20.

Y es que La Premier League acumula el 56% de las deudas totales de Europa cuatro veces más que la siguiente con más deudas, la Liga española, según un informe publicado esta semana en Inglaterra. El que peor lo está pasando es el Porstmouth, que se declarará en suspensión de pagos. A pesar de que sus ingresos comerciales y de televisión son los mayores de todos los clubes, las deudas se disparan en la Liga inglesa. La UEFA propone tomar medidas económicas urgentes para paliar una situación que considera grave, ya que detalla que el 47% de los clubes pierde dinero, a pesar de que se ha obtenido una cifra récord de ingresos.

La fórmula seguida en España para solucionar los grandes agujeros de los mayores clubes tiene otros mecanismos. Básicamente se trata de utilizar los patrimonios de dichas entidades. Recalificaciones como la llamada esquina del Bernabeu en Madrid o el miniestadi en el Barça solucionarán más de un problema. Esto y una agresiva política de comercialización está ayudando a cuadrar cuentas.

En el caso de los clubes medianos el recurso es pedir ayuda a instituciones, como ha pasado con el Valencia, mientras que los pequeños clubes tienen como principal salida la explotación de sus derechos televisivos, y si con eso no llega, se acumulan deudas con jugadores, empleados y proveedores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad