La venta de viviendas en Catalunya supera hasta final de octubre la de todo 2009

stop

El paro también da muestras de ceder ligeramente respecto a los datos anteriores

08 de enero de 2011 (13:31 CET)

Quizás sea un brote verde o un espejismo. La compraventa de viviendas en Catalunya en los primeros diez meses de 2010 ha sido superior a todas las transacciones de 2009, según datos de la transmisión de derechos de la propiedad del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Estas cifras se recogen en el Informe continuo sobre el sector de la vivienda que elaboraba mensualmente la Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat.

Las cifras, a las que ha tenido acceso Europa Press, evidencian que en Catalunya se vendieron hasta octubre unas 47.700 viviendas, mientras que en todo 2010 fueron 45.600. La mejora en el mercado inmobiliario se ha producido por el repunte de las operaciones en la provincia de Barcelona, ya que en Girona, Tarragona y Lleida la variación anual sigue en porcentajes negativos.
Dicha variación interanual subraya que en Barcelona crecieron las operaciones un 10,7%, mientras que en Lleida cayeron un 18,3% y también se redujeron un 3% en Girona y un 2,2% en Tarragona.
La evolución mensual de la compraventa de viviendas en Catalunya presenta un escenario de caídas en las operaciones desde el mes de julio de este año, con tendencia a situarse alrededor de las 3.000 operaciones mensuales y volver así a los mínimos de abril de 2009. El cese en la desgravación fiscal por la compra de viviendas a partir del próximo año podría agravar esta tendencia.
 
Al mismo tiempo, los precios han seguido reduciéndose en la nueva construcción, y la media de 2009 refleja un descenso del 10,2% para el conjunto de Catalunya, lo que fija el precio del metro cuadrado construido en niveles inferiores a los de 2006.

Menos paro

El informe señala también que, por primera vez desde junio de 2007, se ha reducido el paro registrado en el sector de la construcción, ya que mientras 2009 cerró con más de 100.000 parados en este sector, en noviembre de 2010 eran en torno a 94.000.

Asimismo, hasta el mes de septiembre y tomando como referencia el número de proyectos visados por los colegios de aparejadores, se ha registrado una recuperación en el inicio de nuevas obras, con un incremento interanual del 31,5% en Catalunya, fundamentalmente gracias al empuje de Barcelona.

A falta de cerrar los datos de 2010, hasta septiembre se iniciaron en Catalunya 10.900 viviendas, frente a las 12.300 del año anterior. A pesar de ello, las cifras se encuentran muy alejadas de las más de 30.000 viviendas que se iniciaban cada trimestre durante los periodos de máxima bonanza en 2006.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad