La Xunta confirma 80 fallecidos en el accidente

stop

Rueda: “No se puede descartar que aparezcan nuevas víctimas”

25 de julio de 2013 (17:57 CET)

La tragedia continúa. El gobierno gallego ha confirmado que 80 personas han fallecido a causa del accidente ferroviario que sobrecogió Galicia en la noche del miércoles. 73 de las víctimas murieron en el mismo lugar del siniestro y otras siete lo hicieron tras ser trasladados a los centros hospitalarios. Los datos son de las cinco de la tarde.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, reconoció que la cifra de muertos puede aumentar: “No se puede descartar que aparezcan nuevas víctimas”.

Permanecen ingresados en los centros hospitalarios 94 heridos, 34 de ellos se encuentran en estado crítico. Entre las personas ingresadas hay cuatro niños que permanecen en las unidades de pediatría de los centros habilitados. En la tarde del jueves se ha comenzado a trasladar a parte de los heridos desde el Hospital Clínico de Santiago hacia sus centros de referencia en sus respectivas ciudades.

60 autopsias realizadas


Los servicios forenses trabajan para que todas las víctimas mortales sean identificadas antes de que acabe el día. Rueda explicó que trabajan con esta previsión, aunque no pudo afirmar con rotundidad que se vaya a cumplir.

Del mismo modo, agradeció la paciencia de las familias, que criticaron a lo largo del día la demora en las identificaciones de los cuerpos. Equipos formados por cuatro forenses trabajan a un ritmo de nueve identificaciones por hora.

Asistencia psicológica

“Una vez que se de total veracidad a la identificación y lo autorice el juez, se le comunica a las familias y se las acompaña al multiusos Fondos do Sar”, explicó Rueda. Las instalaciones donde habitualmente juega sus partidos en la ACB el Blusens Monbús Obradoiro fueron habilitadas de madrugada como improvisado tanatorio.

Este proceso, matizó el vicepresidente de la Xunta, se hace siempre con apoyo de un psicólogo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad