Las cajas Catalunya, Manresa y Tarragona aprueban la fusión

stop

13 de octubre de 2009 (20:01 CET)

Los consejos de administración de las cajas Catalunya, Manresa y Tarragona han acordado finalmente iniciar el proceso de fusión del que se empezó a hablar hace unos meses.

La entidad financiera resultante tendrá una nueva denominación social y una nueva marca, aunque se permitirá, temporalmente, identificar de alguna forma los territorios de origen. La nueva Caja tendrá su domicilio social en la actual sede de Caixa Catalunya, según se explica en el comunicado conjunto emitido este martes por la tarde.

Las actuales sedes de Caixa Manresa y Caixa Tarragona serán sedes territoriales de la nueva entidad y mantendrán también los niveles de profesionales y de actividad necesarias para seguir ofreciendo un servicio de calidad a los clientes.

Respecto a la obra social pretende garantizar la proximidad y complicidad con los territorios, por lo que contará con las fundaciones de Caixa Tarragona y Caixa Manresa. Cada una de estas dos fundaciones gestionará un 15% de la inversión que la entidad destine a Obra Social, mientras el 70% restante de la inversión en acción social se gestionará directamente por la obra social de la nueva entidad y se invertirá a los territorios donde esté presente la nueva caja, incluidos los de Tarragona y Manresa, y de acuerdo con las directrices que determine la Asamblea de la nueva entidad.

Independientemente de los órganos de gobierno y también para reforzar la proximidad y complicidad con estos territorios, se creará la nueva figura de los Consejos Asesores y Territoriales. Estos consejos estarán formados por personas vinculadas a los territorios de Caja Manresa y Caja Tarragona.

Y respecto a la representatividad de la nueva entidad resultante, Caixa Tarragona y Caixa Manresa tendrán una representación proporcionalmente superior a los activos de las cajas. Esta representación equivale a un 60% de Caixa Catalunya, un 20% de Caixa Tarragona y un 20% de Caixa Manresa, porcentajes que difieren ligeramente según los órganos de gobierno.

Del conjunto de Corporaciones y Entidades Fundadoras: 58,6% corresponde a la Diputación de Barcelona, 20,7% a la Diputación de Tarragona y 20,7% a las corporaciones y entidades vinculadas al territorio de Caixa Manresa, puesto que Caixa Manresa no es una entidad de fundación pública.

El acuerdo se ha basado en establecer el mismo peso entre los territorios originarios de Caixa Manresa y Caixa Tarragona a todos y cada uno de los órganos de gobierno que se constituirán de acuerdo con el que establece la Ley de Cajas de Ahorros de Catalunya.

Unas horas antes de conocerse el desenlace de las reuniones de los consejos de administración de las cajas, se produjo en Tarragona la primera reunión explicativa del pacto. La convocó el presidente de la Diputación, Josep Poblet. En el encuentro estaban presentes delegaciones de las cámaras de comercio, de la patronal de la zona y de los principales sindicatos también tarraconenses.

Después de escuchar una primera y somera explicación por parte del máximo representante de la Diputación hubo intervenciones en el sentido de afear que se diese diese la explicación a pocas horas de que los organismos de gestión de las cajas aprobasen el acuerdo.

Las fuentes consultadas han indicado que los datos puestos sobre la mesa fueron genéricos y que los que expresaron las discrepancias más importantes fueron los miembros de los sindicatos que creen que con la fusión podrían quedar poblaciones, citaron como ejemplo, l'Aleixar, sin oficina bancaria. Además, el presidente Poblet explicó a sus interlocutores que se intentará que la Obra Social de Caixa Tarragona no pierda su enraizamiento de esas comarcas a pesar de que la fusión haga bascular hacia Barcelona el centro de gravedad de la nueva institución.

Vea el anuncio de la fusión aquí.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad