Las cajas quieren retrasar la jubilación a los 70 años

29 de junio de 2009 (15:05 CET)

El aumento de la esperanza de vida en España ha pasado de los 73 años de 1975 a los 82 de la actualidad. Este cambio sociodemográfico ha sido recogido por Funcas, la Fundación de Cajas de Ahorro, para argumentar su propuesta de retrasar la edad de jubilación desde los 65 años de la actualidad hasta los 70.

Funcas se posiciona así a favor de esta controvertida medida en el último número de ‘Cuadernos de Información Económica’, la publicación que edita con periodicidad bimestral. A su juicio, el aumento de la esperanza de vida ha provocado que la "vida media pensionable" de los españoles haya aumentado más de nueve años y es de prever que crecerá aún más en el futuro.

Las cajas de ahorro han enmarcado esta propuesta en un análisis en profundidad del sistema de pensiones de la Seguridad Social. En su estudio, el panel de expertos de Funcas establecen una serie de puntos para mejorar el actual sistema.

Por ejemplo, una de las medidas recogidas es la rebaja de las cotizaciones sociales. El gobierno ya ha filtrado un borrador para el diálogo social en el que contempla una rebaja de medio punto, una cifra que parece insuficiente a los expertos de Funcas.

El profesor Manuel Lagares, uno de los analistas que ha trabajado para la Fundación, condiciona la viabilidad del sistema de pensiones a la creación de una pensión pública máxima, con valores anualmente revisables con el IPC, y a una vuelta a los incentivos fiscales anteriores a la reforma del IRPF del año 2006 para las aportaciones a los planes de pensiones.

El profesor y director de Funcas, Victoriano Valle, demanda por su parte una "política fiscal activa", que eleve el tipo medio de IRPF y corrija algunas "malformaciones" de la estructura tributaria actual. Esta medida pasaría por reducir el impuesto de Sociedades y subir el IVA para compensar las anteriores reducciones, cubrir el mayor gasto público recomendado y cerrar parcialmente el déficit estructural de la economía española.

Un aumento del tipo medio de IRPF permitiría corregir la "excesiva generosidad" de algunas desgravaciones sin mayor interés económico y social, como los 400 euros o la ayuda a la vivienda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad