Las empresas del Íbex aceleran su lucha contra la deuda

stop

Sin título

07 de diciembre de 2009 (10:38 CET)

Si algún problema tienen las empresas que cotizan en el Íbex 35 es que acumulan una deuda de unos 240.000 millones de euros, una cifra que representa aproximadamente una quinta parte del PIB español. Esta situación, ya de por sí delicada, se agrava más a raíz de la actual coyuntura económica, caracterizada por una falta de créditos que obliga a los responsables financieros de estas compañías a echar mano de otros recursos que puedan aportar liquidez, como las ampliaciones de capital, las emisiones de bonos  o la venta de activos.

Y, según prevén algunos expertos, estas tácticas funcionarán, puesto que el año que viene, el 75% de las cotizadas españolas mejorarán su ratio de deuda, según informa el diario Cinco Días. De esta manera, podrán devolver los 30.000 millones de euros que deben retornar en el próximo ejercicio.

De momento, Pescanova, NH Hoteles y Banco Popular han optado por poner en marcha ampliaciones de capital, mientras que no se descarta que Repsol, Endesa, Iberdrola o ACS vendan activos no estratégicos para obtener ingresos extraordinarios.

Otra de las posibilidades de las que disponen las empresas del Íbex es la emisión de bonos, algo que han hecho ya Criteria, que colocó 1.000 millones con vencimiento en el 2014, o Enagás, que en julio hizo dos emisiones de bonos simples de 500 millones cada una.

Actualmente, Telefónica es la empresa que más dinero debe, unos 42.000 millones de euros, aunque no es la que más la sufre en sus cuentas, ya que representa sólo 1,6 veces su Ebitda. La empresa que más padece el peso de su deuda es Sacyr, ya que los más de 11.000 millones que debe representan ahora 21,6 veces su Ebitda. La más saneada en este aspecto es Indra, que debe poco más de 150 millones, 0,5 veces su Ebitda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad