Las filiales de NCG que emitieron las preferentes ganan ocho millones en 2012

stop

Caixa Galicia Preferentes y Caixanova Emisiones, herederas de las cajas, también se encuentran entre las participaciones en venta, según las cuentas del banco

Preferentistas en una protesta durante la que empapelaron oficinas de NCG / EFE

03 de mayo de 2013 (20:44 CET)

Muy a su pesar, las participaciones preferentes ocupan gran parte del día a día de los gestores de Novagalicia Banco. Y también los desvelos de los más de 43.000 afectados por estos productos financieros, que han provocado una auténtica convulsión social en Galicia. Y aunque la entrada en pérdidas de NCG fue el argumento empleado en su momento para, como recogían los propios contratos firmados por los ahorradores, dejar de remunerar dichos productos de riesgo e incluso negar su devolución, son ahora las filiales encargadas en su día de esas emisiones las que presentan unas cuentas saneadas.

De acuerdo con la memoria y cuenta de resultados presentada por NCG Banco ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Caixa Galicia Preferentes SA y Caixanova Emisiones SA, los dos vehículos empleados en su día para colocar esos productos, declararon unos beneficios conjuntos de 7,9 millones de euros al cierre de 2012. En el caso de Caixa Galicia Preferentes, el resultado positivo fue de 4,7 millones, frente a las ganancias de 3,1 millones de euros de Caixanova Emisiones. Ambas están participadas al 100% por NCG, y suman unos activos en su balance superiores a los 1.000 millones de euros.

Las preferentes fueron comercializadas por las extintas Caixa Galicia y Caixanova desde 2003 hasta 2009, a través de nueve emisiones, todas ellas a perpetuidad. En total, 1.174 millones de euros: 671 millones la del norte, y 503 la del sur. A ello hay que se sumar los 210,6 millones emitidos en deuda subordinada (también perpetua). NCG cataloga ambas filiales en sus cuentas como participaciones calificadas como activos no corrientes en venta.

Cubrir déficit

NCG Banco tiene un déficit de capital de 1.192 millones de euros que prevé que sea cubierto cuando se aplique el canje de las participaciones preferentes y las obligaciones subordinadas requerido por la Unión Europea, en lo que denomina burden sharing, un reparto de las cargas por las pérdidas que afecta a los titulares de instrumentos híbridos.

En el mencionado informe se detalla que el coeficiente de capital principal en relación a los activos ponderados por riesgo es del 4,8% al cierre del ejercicio, por lo que no cumple el requerimiento, vigente desde el 1 de enero de 2013, de alcanzar el 9%. "Con las acciones previstas en el burden sharing los administradores del Grupo NCG Banco prevén que durante el ejercicio 2013 cumplan con la normativa de recursos propios en vigor", indica el banco en el informe, que incluye un cálculo "teórico" según el cual la entidad llegaría al 11,3% de capital principal tras el canje.

Emisiones sin auditar

Los vehículos que emplearon las antiguas cajas para comercializar las preferentes tenían operativa y dinámica particular. De hecho, según consta en la CNMV, para la emisión de 2003, a la que siguieron otras dos (mayo de 2009 y septiembre de 2009), Caixa Galicia Preferentes SA tenía como auditor que revisaba sus cuentas a Pricewaterhouse. En el folleto informativo de unas de las dos emisiones de 2009, por importe de 135 millones de euros, ya no se hacía constar ninguna firma auditora para Caixa Galicia Preferentes, limitándose la actuación externa a la “opinión favorable” de dos consultoras: KPMG e Intermoney.

Caixanova Emisiones SA, que era el vehículo de la caja presidida por Julio Fernández Gayoso para este tipo de productos, realizó en 2005 una colocación por 198 millones. En esa ocasión, Deloitte era el auditor de la sociedad, que para su siguiente operación, en 2009 por otros 130 millones, ya no presentó auditor. Simplemente, como la caja del norte, la prescripción favorable de consultoras como Analistas Financieros Internacionales (AFI) e Intermoney.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad