Las pérdidas de Iberia obligan a negociar un ERE temporal que podría afectar al 10% de la plantilla

stop

Aumenta sus pérdidas hasta los 92,6 millones de euros en el primer trimestre

Sin título

12 de mayo de 2009 (09:53 CET)

Es el momento de apretarse el cinturón y para ello Iberia ha diseñado un plan de ahorro para dar la vuelta a la actual situación de pérdidas que soporta. La medida más destacada que contempla es un ERE temporal que ya ha comenzado a negociar con los sindicatos y que podría afectar a un 10% de la plantilla, según fuentes de la aerolínea.

Iberia ha señalado en un comunicado que el ERE temporal afectará a toda la compañía, aunque tendrá "especial incidencia en aquellas áreas que mayor reducción de actividad están sufriendo". Fuentes de Iberia han concretado que áreas como carga y aeropuertos serán dos de las que más intensamente se verán afectadas.

La compañía ha puesto en marcha, con el objetivo de reducir los efectos de un entorno excepcionalmente complicado como el actual, un Plan de Contingencia que contempla una batería de actuaciones sobre ajustes de capacidad, reducción de flota, disminución de gasto y revisión del volumen de inversiones previsto.

Otra medida que la empresa adoptará dentro de este Plan consiste en dejar en tierra cinco aviones A320 a partir del próximo mes de mayo, así como la cancelación de dos ''wet leases'' y retrasará la recepción de un avión A340-600 desde octubre hasta septiembre de 2010.

El plan de ahorro paralizará algunas de las inversiones que Iberia iba a emprender a corto plazo como es el caso del edificio de firmas de tripulaciones en Barajas. No obstante, fuentes de la compañía han asegurado que el hangar de mantenimiento del aeropuerto de El Prat no se verá afectado por estas medidas de ahorro.

La fusión con British Airlines se verá afectada por la actual situación y es más que probable que se retrase dentro de este plan para ahorrar costes.

Malos resultados en el primer trimestre

La debilidad del tráfico aéreo, en particular el doméstico, ha sido una de las principales causas que ha llevado a Iberia a aumentar sus pérdidas hasta los 92,6 millones de euros durante el primer trimestre de 2009, frente a los 400.000 euros de pérdidas que registró en los tres primeros meses de 2008. A estos resultados también han contribuido factores extraordinarios como han sido las nevadas del mes de enero y la huelga de celo de los pilotos.

La crisis económica está impactando con especial dureza al sector del transporte aéreo y así, los ingresos de explotación de la aerolínea han disminuido un 15,6% debido a la debilidad del tráfico aéreo en la mayoría de los mercados internacionales y, en particular, en el mercado español. La conexión Madrid - Barcelona ha sido uno de los trayectos más afectados con un recorte de la oferta del 36,5%.

El volumen de capacidad se redujo un 6,1% y un mayor recorte sufrió aún la demanda, que se contrajo un 9,5%, lo que llevó al coeficiente de ocupación a descender 2,9 puntos hasta situarse en el 76,5%. No obstante, Iberia señala que éste es el nivel más alto en este trimestre entre las compañías europeas comparables.



Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad