Las siete claves sobre el paro en España

stop

El año 2015 cierra con una disminución del desempleo de 354.203 personas, pero el número de ocupados es menos que en 2011

Mariano Rajoy en una imagen tras las elecciones del 20D

Barcelona, 05 de enero de 2016 (20:30 CET)

Nadie puede discutir, en enero de 2016, que el pasado año fue bueno para el empleo. Existe una tendencia positiva, porque se crean puestos de trabajo, y se ha dejado atrás una tendencia negativa, que se arrastraba desde el inicio de la crisis económica en 2008. Pero la letra pequeña siempre es caprichosa. España sigue teniendo un problema grave con su mercado laboral. El presidente en funciones, Mariano Rajoy, destaca esos números, pero veamos:

1-Descenso anual histórico

El paro registrado ha descendido en 2015. De forma notable. Ha disminuido en 354.203 personas, y eso implica que es el descenso más importante en toda la serie histórica de la que dispone el Ministerio de Empleo.

2-El número de parados, como en 2010

Se crea empleo, pero no el suficiente para superar anteriores niveles. La cifra total de personas sin una ocupación se eleva a 4.039.508 personas. Se trata de un nivel muy elevado, similar al que se sufría en 2010, con 4,1 millones, o a 2009, el año en el que se acusó la crisis económica, con 3,92 millones de desempleados y muy lejos a los dos millones de antes de la crisis.

3-El número de parados baja en todas las autonomías

Es importante que el descenso de los desempleados se produzca de forma homogénea en todas las autonomías. Pese a ello, la mayor disminución se produce en Cataluña, con 60.280 personas menos en comparación con diciembre de 2014. También en la Comunidad Valencia ese descenso es acusado, con 49.174 personas menos. En Andalucía el número alcanza a 46.709 personas, y en Madrid a 46.297 menos. La disminución es menor en Cantabria, con 984 menos, y en Melilla, con 673 desempleados menos.

4-Empleo en los sectores tradicionales

España genera puestos de trabajo, pero los crea en los sectores tradicionales. Ese es un problema que distintos economistas, como Miquel Puig, han denunciado. Se trata de crear puestos de trabajo de alta calidad, que se paguen con mejores salarios y que eso redunde en el conjunto de la sociedad. Pero por ahora el comercio y la hostelería son los reyes del empleo. En el comercio se han creado 77.258 puestos de trabajo; en la hostelería, 72.025 y en actividades administrativas, 52.828 empleos.

5-Menos cobertura para los parados

Los que no tienen empleo tienen menos cobertura por parte de la administración. En noviembre de 2015, la tasa de cobertura, los que reciben algún subsidio, llegó al 55,3%, lo que implica un descenso de 4,6 puntos respecto al mismo mes de 2014, cuando la cobertura era del 57,9%. En concreto, el número de beneficiarios de alguna ayuda fue de 2.162.456 personas, un 12,2% menos que en 2014.

6-Más contratos, pero más temporales

Los contratos han aumentado en 2015. Alcanzaron un total de 18.576.280, y ello supone 1.849.191 más que a lo largo de 2014. Es un buen dato. Pero de ese total, sólo el 8,2% fueron contratos indefinidos. En diciembre, se firmaron 1.594.915 contratos, y únicamente 132.687 fueron fijos.

7-Menos personas en el mercado laboral que en 2011

El presidente en funciones, Mariano Rajoy, asegura que el objetivo es que España tenga unos 20 millones de personas trabajando, y, por tanto, cotizando a la Seguridad Social. Los economistas también recomiendan esa cifra, mejor si llega a los 22 millones. Pero queda una distancia larga. La media, a lo largo de 2015, fue de 17.087.348 afiliados. Se trata de un avance muy importante respecto a los tres años anteriores. Ahora bien, se queda por debajo de los 17.433.161 que había en 2011, el año en el que llega al poder Mariano Rajoy.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad