Libertad con cargos para Millet y Montull

stop

Sin título

19 de octubre de 2009 (17:11 CET)

Millet se ha quedado sin pasaporte pero mantiene su libertad. El titular del Juzgado de Instrucción número 30 de Barcelona, Juli Solaz, decretó este lunes libertad con cargos para el ex presidente del Orfeó Català-Palau de la Música, Fèlix Millet, y su ex director administrativo, Jordi Montull, después de que ambos declararan en la Ciudad de la Justicia de Barcelona.

Los dos principales imputados por el desvío de dinero del Palau están acusados de los cargos de falsedad documental y apropiación indebida. El juez les obliga a entregar los pasaportes y les prohíbe salir del territorio nacional, pero no les impuso ninguna fianza, lo que justificará en un auto que enviará probablemente el martes a las partes.

La decisión del juez llega tres meses después del registro del Palau y de que Millet y Montull confesaran haber desviado fondos en una carta remitida al juez.

Tras las declaraciones de Millet y Montull, sus abogados, Pau Molins y Jordi Pina, explicaron que la Fiscalía y las acusaciones particulares, formadas por el Palau y el Orfeó, pidieron al juez que decretara prisión sin fianza, ante lo que las defensas alegaron que no hay riesgo de fuga. "Lo podían haber hecho, y no hay ningún indicio" dijo Molins, quien recordó que ya han sufrido "escarnio y vergüenza". "No responden al perfil de personas que quieran huir", señaló. La Fiscalía estudiará interponer un recurso.

Los abogados explicaron que en la querella de la Fiscalía, en junio, no se reclamaba el encarcelamiento de nadie, y hasta ahora los únicos cambios que ha habido ha sido "en favor de ellos", citando la confesión, la entrega de 3,6 millones de euros en efectivo y la puesta a disposición del juzgado de patrimonio valorado en casi 15 millones de euros.

Además, recordaron que las penas de prisión que les pueden acarrear los cargos no son de "20 ó 25 años". Por ello, reclamaron a los medios que trasladen a la opinión pública que la decisión judicial es "normal y coherente" y que cesen las encuestas sobre si había que encarcelar a Millet y Montull.

La declaración de cada uno duró alrededor de una hora y ambos respondieron "tranquilamente" a todas las preguntas que les formularon. Tanto Millet como Montull admitieron haberse "equivocado" y se ratificaron en lo que ya dijeron en la carta de confesión enviada al juez el 16 de septiembre, posteriormente ampliada por parte de Montull.

Según Pina, la confesión aportada por ambos ya era "muy completa", por lo que hoy el interrogatorio se centró en "matices y esclarecimientos". No se cuantificaron los perjuicios causados al Palau y el Orfeó, que determinarán las auditorías, sino que se centraron en los hechos.

Durante el interrogatorio casi no hubo referencias sobre el resto de querellados, la hija de Montull y ex directora financiera, Gemma Montull, y los ex tesoreros Pau Duran y Enric Álvarez. Tanto Millet como Montull aseguraron que ninguno de los tres conocía los hechos. Por el momento, el juez no les ha citado a declarar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad