¿Los alemanes perderán miles de millones de euros?

stop

SALIDA DE LA CRISIS

Manel Manchón

Rodrik y Viñals (primero y segundo por la izquierda), junto a Mas-Colell y Pisani-Ferry | EP
Rodrik y Viñals (primero y segundo por la izquierda), junto a Mas-Colell y Pisani-Ferry | EP

02 de junio de 2013 (01:44 CET)

Hay expertos, dentro de la academia, que prefieren provocar. O eso es lo que consideran otros expertos, más proclives a mantener un discurso menos temerario. Pero, se crea acertado o no, es un hecho que economistas como Dani Rodrik, Carmen Reinhart, Jean Pisani-Ferry, Antón Costas, o Kennet Rogoff, han situado ya en el debate la posibilidad de que la solución a la crisis de Europa llegue de la mano de quitas parciales de la deuda.

El Círculo de Economía vivió este sábado uno de los debates más intensos acerca de esa apuesta por las quitas. Con la dirección del conseller Andreu Mas-Colell, Rodrik –uno de los economistas que diagnosticó con mayor antelación la crisis financiera que atenazó el mundo en 2007--  Pisani-Ferry, director del think tank Bruegel y asesor de François Hollande, y José Viñals, director del departamento de Mercados y de Capital del FMI, mostraron la disyuntiva para salir de la crisis.

Mejores políticas públicas y políticos

Para Rodrik, hace falta “políticas y políticos” distintos que sepan abordar la realidad. Y esa realidad es que los recortes del déficit y las reformas estructurales, necesarias para reducir las enormes deudas, y para ganar competitividad, no consiguen los efectos deseados, como se ve en el caso de España.
 
En gran parte, porque la demanda interna sigue deprimida. No hay crecimiento, y, sin él, no se puede conseguir nada. Rodrik, que tiene muy presente la experiencia de América Latina, se basa en el plan Brady, con el que se aplicaron reestructuraciones de deuda. Esa es, para este economista, una de las soluciones, junto a la posibilidad de crear algo más de inflación, para que el valor real de la deuda descienda.

Alemania, a la espera


Rodrik advirtió de las consecuencias, y dejó claro que los alemanes “perderían miles de millones de euros”, porque los bancos alemanes perderían con esas quitas, y los ciudadanos alemanes acabarían ayudando a su sistema financiero. Esa advertencia también la realiza Pisani-Ferry, quien ha dejado claro en sus últimos artículos que si se tarda más, más perderá Alemania.

Pero Mas-Colell y Viñals entienden que la situación de Europa, y de los acreedores europeos no es la misma que la que se vivió en América Latina. Viñals tachó de “peligrosa” la propuesta de Rodrik, porque el sistema financiero europeo se vería muy dañado. Viñals ofreció su propia receta, identificando políticas inteligentes con los postulados de Keynes. Según Viñals, la reducción del déficit se debe acometer, para que la deuda también vaya descendiendo, principalmente en España, que fue el gran objeto de deseo de todos los economistas en el debate organizado por el Círculo de Economía. Pero se debe realizar de forma paulatina, tomando un tiempo prudencial.

¿Falta de demanda?

En cualquier caso, ¿estamos o no ante una crisis de demanda? Sí, sin ninguna duda, según Rodrik, y, en parte, según Pisani-Ferry. Si no se estimula no habrá crecimiento, y sin crecimiento no se pagan las deudas, a menos que….se decida no pagarlas.

Una de las soluciones concretas, como apunta una fuente de la Comisión Europea, en el caso de España, es que se aborde una quita de la deuda privada, tesis que también defiende Carmen Reinhart, Según esta idea, se podría acometer una quita parcial a las familias, todas la que están sujetas a enormes hipotecas, por ejemplo. O se les podría aplicar una carencia de esas deudas, durante un tiempo prudencial.

Los expertos, en cualquier caso, piden actuaciones, decisiones “de los políticos”. Según Viñals la catástrofe se ha evitado, por treces veces desde 2010, gracias a los bancos centrales. “Ahora les toca a los políticos aprovechar el tiempo que se ha podido ganar”,
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad