Los altos ejecutivos huyen de Spanair

stop

Sin título

14 de septiembre de 2009 (13:41 CET)

La aerolínea necesita un jefe de e-commerce, un jefe de sistemas operativos, un subdirector de marketing y un jefe de infraestructuras. Son algunos de los altos cargos que la compañía catalana de bandera ha perdido en su traslado a Barcelona por la negativa de las personas que los ocupaban a marcharse de Palma de Mallorca.

Eso sí, la aerolínea apuesta por las nuevas tecnologías y busca candidatos a través de un portal especializado en ofertas laborales y contratará a unas cincuenta personas para cubrir algunas de las 123 bajas que, de momento, se han producido tras el anuncio del traslado, decisión que ya provocó las protestas de los trabajadores hace unas semanas.

Por lo demás, este lunes se ha iniciado la llegada a la sede de Barcelona de los 73 trabajadores que sí aceptaron el cambio de aires. Ahora, la compañía está a expensas de lo que puedan decidir los 186 trabajadores restantes que se incluyeron en la lista de susceptibles para el traslado. El plazo termina el 31 de octubre y será entonces cuando la aerolínea podrá ver con cuántos de los antiguos trabajadores podrá contar para su nueva etapa.

Así pues, en función del resultado final del traslado y de si se confirma o no la supresión de algunas líneas poco rentables, los responsables de Spanair estudiarán si deben contratar a más gente o, por el contrario, tienen que aplicar un nuevo Expediente de Regulación de Empleo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad