Los bancos españoles se enfangan con más crédito basura

stop

Moody's asegura que la persecución de beneficios en un contexto de extrema competencia y de ajuste de márgenes podría generar nuevos problemas a medio y largo plazo

Sede del Banco Central Europeo

en Londres, 14 de diciembre de 2015 (20:39 CET)

Parece un pez que se muerde la cola. Las pequeñas y medianas empresas españolas (Pymes) necesitan de la imprescindible financiación de los bancos para salir adelante tras un período de casi absoluta sequía de liquidez (2008-2014) y los bancos, a causa de la extrema competencia del sector, están favoreciendo nuevos créditos sin las adecuadas garantías, o sin las que pedían hace tan sólo uno o dos años, con el único fin de aumentar unos beneficios que se han visto muy mermados.

¿Podría ser el inicio de un nuevo problema como el de 2008, en este caso también de carácter estructural? De momento, parece difícil pronunciarse en un sentido u en otro. Pero la descripción de un problema que pudiera llegar a estar en el origen de un nuevo iceberg de consecuencias imprevisibles es inequívoca.

Ésta es la conclusión a que ha llegado el reciente análisis de la agencia Moody's sobre Pymes y sector bancario en España, difundido en la mañana de este lunes, en Londres.

Necesidad de obtener más beneficios

A partir de las encuestas realizadas a las Pymes y el análisis de datos del Banco Central Europeo, "las primeras evidencias señalan un comportamiento más generoso de los bancos en relación a la cuantía de los préstamos y los plazos de vencimiento", al tiempo que éstas instituciones se muestran más "indulgentes con los requisitos de garantías".

 ¿La razón? La ya expuesta necesidad de aumentar beneficios en un contexto de feroz competencia y de ajuste de los márgenes, así como de una gran cantidad de líquido disponible proveniente de la financiación extra facilitada por el Banco Central Europeo (TLTROs) a tipos muy bajos.

Todos estos datos quedan al descubierto a partir igualmente de la encuesta semestral que difunde el BCE sobre acceso a la financiación de empresas (SAFE), a partir de la cual se infiere que los bancos aplican "menores márgenes a los préstamos para PYMES, incluso a aquellos que se consideran más arriesgados".

Las mismas entidades citan "las presiones de la competencia como el factor más apremiante para reducir los márgenes". Y aunque difícilmente admiten de forma abierta una relajación en las normas de subscripción de créditos, implícitamente lo hacen al reconocer que "la competencia global está afectando a las políticas de préstamos", siempre según el análisis hecho por Moody's.

 

Balance de préstamos

Los préstamos de hasta un millón de euros son los que han experimentado una mejora en las condiciones, mientras que los que superan esta cantidad se mantienen prácticamente estables en relación con años anteriores. Si en diciembre de 2007, las condiciones generales medias de nuevos préstamos aplicados a sociedades no financieras oscilaban en torno al 1,2% sobre un Euríbor a tres meses, en septiembre de 2015 se situó en torno al 3,2%.

Sensiblemente superior en relación a ocho años atrás pero en condiciones mucho más favorables que en el pico de la sequía financiera para PYMES, en junio de 2013, que se alcanzaban tasas medias superiores al 5% para aprobar financiación.

De acuerdo al estudio de Moody's, el principal problema de la nueva situación es que si continúa la presión competitiva entre entidades financieras pudiera llegarse a una "distorsión de los potenciales riesgos" en el momento de conceder crédito. En periodos de crecimiento económico, como el actual, estos problemas no serían tan evidentes, pero se hacen visibles durante una recesión. Tales circunstancias pueden "dañar severamente el perfil de crédito de un banco".

 

Las Pymes son esenciales

En cualquier caso, el análisis de Moody's vuelve a mostrar que las PYMES y su adecuada financiación están en la base de "la columna vertebral de la economía europea y de la española en particular".

Estas compañías representan "el 99,9% del número total de empresas y proporcionan casi tres cuartas partes de todos los puestos de trabajo del sector privado así como el 63% del valor total de los bienes y servicios producidos en el país". Se supera así la media de la UE.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad