Los bancos exageran los descuentos de los pisos que venden

stop

La caída real de precios de la vivienda es de un tercio lo anunciado

03 de diciembre de 2009 (18:00 CET)

Bancos y cajas se han esforzado a hacer creer que están rebajando de forma notable, entre un 30 y un 50% según los casos, las promociones de pisos y casas que quieren colocar. Esto tiene un efecto distorsionador en el mercado, dicen los promotores privados, porqué según los datos que aporta el departament de Medi Ambient i Habitatge, la reducción de los precios no llega a un tercio de lo publicitado.  Por su parte, el ministerio sitúa la rebaja en un 7,8% interanual.

Diversas muestras pueden explicar la contradicción antes citada. Caixa de Catalunya anuncia en su web viviendas con descuentos de hasta el 30%. La comercialización corre a cargo de la empresa Procam. En el mismo sentido, Banesto sacó al mercado el mes pasado unos 2000 inmuebles con rebajas de hasta el 40%. El Banco Santander indica que ha puesto en el mercado menos pisos, unos 600, con descuentos de entre el 30 y el 50%.

Pero la realidad parece ser otra. En Catalunya las estadísticas de Habitatge hablan de un descenso medio de, 8,6% al cierre de 2008 en un conjunto de 44 municipios catalanes respecto al año anterior. Para la ciudad de Barcelona, en el segundo semestre de 2008 sobre el mismo período de 2008 los precios bajaron un 2.2%. En el cinturón de Barcelona sin contar con la capital catalana el descenso de precios fue del 12,5%.

Igualmente, desde expertos relacionados con las principales asociaciones de promotores y constructores catalanes se ha manifestado que “sin entrar en datos concretos, el descenso de los precios en su versión más acentuada se situaría en un 20%, aunque la media podría bajar cinco puntos más, hasta un 15%”. En este sentido aseguran que “es muy difícil valorar el precio medio de la vivienda nueva en una área amplia como la demarcación de Barcelona. Se trata de intentar agrupar productos muy heterogéneos y buscarles un denominador común”, afirman.

Publicidad

Los estudiosos del mercado inmobiliario han quitado importancia a los mecanismos que grandes promotoras y bancos han puesto en marcha para intentar vender sus stocks de vivienda. “Es publicidad”, explican, y remarcan que en la mayor parte de los anuncios se indica que las rebajas lo son “hasta” un determinado porcentaje. Esto daría pié a fijar la atención de los clientes potenciales en la cifra del supuestos descuento, sin explicar que no es la media de lo que se rebaja sino que atiende a promociones concretas situada en lugares de difícil venta como las poblaciones costeras, donde hay mucha competencia.

Otro mecanismo que según diversos analistas haría posible que las entidades ofrezcan esos grandes descuentos es que el precio inicial se habría establecido a partir de tasaciones efectuadas en el momento más alto de la burbuja inmobiliaria, lo que explicaría que rebajando lo que dicen las entidades consideren que pueden seguir ganando dinero.

Las valoraciones sobre los descensos de precios se basan, en el caso de las entidades que representan a los promotores en las respuestas que dan las empresas ante la consulta de un hipotético comprador. A su vez los entidades oficiales valoran a partir de las inscripciones registrales.

Los promotores se quejan que la publicidad de las grandes entidades haga pensar a los potenciales compradores que los precios son tirados, lo que es irreal: “todo el mundo sabe que en la ciudad de Barcelona casi no hay pisos nuevos vacíos y que los precios han tocado suelo”, indican.

Fuentes de Procam, la empresa que comercializa las promociones de Caixa de Catalunya han indicado que “si se mira con detalle la publicidad, ya se indica el nivel de descuento. Habrá promociones o parte de ellas que lleguen al 30%, otras al 20 e incluso descuentos que se sitúan en el 10%”. En la oferta que realiza la filial de Caixa de Catalunya conviven tanto promociones de obra nueva como pisos de segunda mano recuperados por la entidad de ahorro, pero la proporción el de un 85 a un 90% de obra nueva respecto a vivienda de segunda mano. Por lo que respecta a la incidencia de los descuentos, la fuente consultada ha indicado que “casi el 60% de las viviendas que tenemos están en Barcelona o Madrid, con lo que las rebajas afectarían a estos ámbitos y no a otros con problemas de comercialización.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad