Los bancos ocultan aún el 50% de las pérdidas

25 de noviembre de 2009 (13:50 CET)

Los que empezaban a ver la luz al final del túnel y creían que la crisis del sistema financiero, que no la económica, ya estaba superada han recibido este miércoles un baño de realismo por parte del Fondo Monetario Internacional. Su director gerente, Dominique Strauss-Kahn, ha asegurado que cerca del 50% de las pérdidas de los bancos podrían seguir ocultas.

El máximo responsable del organismo considera que la proporción de los números rojos ocultos es mayor en la banca europea que en la estadounidense y ha advertido que no habrá un crecimiento económico fuerte sin una "limpieza completa" de los balances de los bancos.

Aunque considera que no debe limitarse el tamaño de los bancos, Strauss-Kahn afirma, en una entrevista al diario francés Le Figaró, que la creación de un tributo especial sobre la gran banca serviría para alentar al banco en cuestión a tomar menos riesgos y reunir recursos que permitan afrontar cualquier crisis bancaria en el futuro.

"El FMI toma en consideración todas las propuestas impositivas al sistema financiero", ha recordado Strauss-Kahn, para añadir que presentará un informe al respecto el próximo mes de abril.

El máximo responsable del FMI también se pronuncia en la entrevista sobre la polémica de los bonus del sector financiero. Strauss-Kahn dice que lo sucedido puede parecer "indignante", ya que las entidades se han salvado gracias al apoyo del dinero publico.

"La cuestión es crítica porque aún se puede producir una crisis financiera y la reacción no puede ser la misma: no vamos a ver dos veces la inyección de miles de millones de dólares de dinero público en el sector financiero", ha subrayado.

Sobre la crisis, ha indicado "está casi bajo control, aunque los bancos aún están todavía muy lejos de haber limpiado sus balances".

"La recuperación es aún frágil" y, aunque la economía mundial está comenzando a ver el final del túnel, no será hasta 2010 cuando el desempleo comenzará a disminuir en Estados Unidos y Europa, según Strauss-Kahn.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad