Los costes por trabajador de TV3 son los más altos de todas las autonómicas

stop

07 de marzo de 2010 (11:51 CET)

Las televisiones públicas españolas, sea la estatal o las autonómicas, arrastran enormes déficits debidos tanto a sus grandes dimensiones como a su incapacidad para lograr más ingresos más allá de las subvenciones públicas. Televisió de Catalunya (TVC), cuya marca más conocida es TV3, no es la excepción y, de hecho, lidera algunos de los ránkings en negativo del sector.

Por ejemplo, es la autonómica que registra unos costes laborales más altos, ya que, de media, cada trabajador le cuesta al año 66.305 euros, según publicó el sábado La Vanguardia. En segunda posición, pero a mucha distancia, se encuentra Canal Sur, la televisión andaluza, donde la media se sitúa en 55.844 euros anuales por empleado. Y todavía más lejos, Telemadrid, con 50.584.

De todas formas, este dato no es el más preocupante de la televisión pública catalana. Sus cuentas se han ido deteriorando de forma continuada a lo largo de los últimos años, de modo que sus ingresos procedentes de la publicidad o el sector privado (es decir, lo que no son subvenciones del gobierno) no han parado de caer mientras que los gastos no han dejado de aumentar. Así, en 2001, TVC ingresó 176,4 millones mientras que en 2009, se estima que esta partida se quedó en 104,2 millones, lo que significa un descenso del 40%. En cambio, en el mismo período, los gastos se han disparado de los 304,9 millones a los 401,9, un 31,8% más.

Esto ha provocado que el déficit de explotación se haya incrementado un 220% de los 128,5 millones de 2001, hasta los 285,5 de 2009. Para intentar equilibrar estas cuentas, los sucesivos gobiernos catalanes han tenido que aumentar las subvenciones destinadas a la televisión pública, que pasaron de sumar 111,7 millones en 2001 a 283,4 el año pasado.

La salud financiera de Televisió de Catalunya, pues, no es demasiado buena, aunque parece que, de momento, parece que nadie está especialmente inquieto por este motivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad