Los dueños de Air Comet capitalizarán la empresa para salvarla

stop

Diaz Ferrán se rasca el bolsillo

05 de agosto de 2009 (17:53 CET)

Nunca se sabe que va antes el anuncio de huelga o las medidas para evitarla. Lo cierto es que los socios mayoritarios de la línea aérea Air Comet: Viajes Marsans, propiedad del presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferran y el también empresario, Gonzalo Pascual, han anunciado que inyectarán fondos a la empresa para reforzar su posición económica.

En una información de Europa Press, fuentes de la empresa reconocen que ésta tiene problemas financieros importantes. Para intentar solucionar la situación la compañía, además de incrementar su liquidez con aportaciones de sus accionistas ha decidido aplazar la recepción de parte de las remesas de nuevos aviones de Airbus con los que quiere mejorar el servicio. La empresa aeronáutica europea ha sido informada de este aplazamiento, informa la agencia.

Hacia el final de 2007 el grupo Marsans formalizó un pedido a Airbus de 73 aviones de los que destacan 4 A380 y 42 A320 por un importe de unos 5.200 millones de euros. Los cuatro primeros aviones han sido ya recibidos por la empresa y el resto están aplazados. Los aviones iban a reforzar originalmente las flotas de Aerolíneas Argentinas y Air Comet, pero ahora irán sólo a la segunda empresa.

Fuentes de Marsans han insistido en asegurar que la dirección de la compañía está haciendo "todo lo posible" para resolver sus problemas financieros durante el presente mes de agosto para que la situación se normalice de cara a septiembre.
En este sentido, señalaron que están cerrando acuerdos con los trabajadores para ir solventando poco a poco los retrasos en las nóminas.
Concretamente, Air Comet cerró ayer mismo un acuerdo con el comité de empresa para tratar de evitar una huelga en el sector del 'handling'. Los paros parciales, convocados para ocho días a partir de mañana, se comenzarán a desconvocar si la aerolínea abonará las nóminas de junio y julio antes de esta noche y la asamblea ratifica su desconvocatoria.

Asimismo, la compañía deberá abonar la paga extraordinaria de verano antes del próximo día 10 y "no ser reincidente" para evitar los restantes días de paros, según informaron fuentes sindicales.

Por otro lado, desde la aerolínea informaron de que Air Comet también ha alcanzado un acuerdo con el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) por el que se ha comprometido a abonar los retrasos en agosto y a "normalizar" la situación en septiembre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad