Los empresarios creen que lo peor de la crisis ya ha pasado

stop

13 de mayo de 2009 (19:18 CET)

Utilizando un símil un poco gastado, parece que entre los negros nubarrones de la crisis se ha abierto un pequeño claro que permite ver un rayo de luz, un cierto optimismo entre los empresarios catalanes. Según el Indicador de Clima Empresarial de Catalunya (ICEC) elaborado por la Cambra de Comerç de Catalunya, hay ciertos elementos que permiten afirmar que “la parte más intensa de la recesión ha quedado atrás”.

Uno de ellos es que la caída intertrimestral del PIB se podría moderar en el segundo trimestre, según los datos manejados por la Cambra. Este hecho indicaría un punto de inflexión del ciclo económico pero, de momento, aún tiene que confirmarse oficialmente.

Lo que sí permite albergar más esperanzas son las previsiones de los empresarios recogidas en el ICEC, ya que la gran mayoría, salvo los del sector servicios a las empresas (que consideran que irán a peor) prevén una ralentización de la caída de su actividad, estabilidad o incluso alguna mejora.

Precisamente, los industriales aseguran que la marcha de los negocios mejorará por primera vez en 12 meses, aunque no para todos. Los que se recuperarán serán las químicas, la alimentación, la maquinaria y los equipos mecánicos y la fabricación de material de transporte. El resto de ámbitos cree que sólo se moderará la caída de la actividad.

Por su parte, los constructores aseguran que el empeoramiento del negocio se frenará en el segundo trimestre, especialmente en las empresas con más de 50 trabajadores. En el comercio minorista, en cambio, auguran una estabilización del sector, mientras que se prevé una mejora del comercio de grandes superficies. También los hoteleros consideran que el segundo trimestre será mejor, gracias a la Semana Santa.

Con todo, la Cambra de Comerç asegura que en los próximos trimestres el PIB continuará cayendo pero a un ritmo más suave que el primer trimestre. Esta institución también quiere dejar claro que todo esto no quiere decir que la economía catalana “haya entrado en fase de recuperación”. Sus previsiones cifran la caída del PIB en el 3,4% este año y en el 0,9% el 2010, algo más que en el conjunto de España, donde la economía se contraerá un 3% este año y un 0,2% el que viene.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad