Los españoles son los europeos que piden menos bajas fraudulentas

stop

Los expertos apuntan que el miedo a perder el puesto de trabajo es la principal causa

12 de abril de 2013 (01:00 CET)

España es el país de la Unión Europea que menos bajas fraudulentas ha presentado en 2012. Los irlandeses lideran el ranking: el 29% han fingido padecer una enfermedad para no acudir a su puesto de trabajo, mientras que la tasa española se ha situado en el 14%.

El estudio de lastminute.com ha sido elaborado por YouGov a través de encuestas a más de 7.000 trabajadores de seis países (Reino Unido, Italia, Francia, Alemania Irlanda y España). Y el informe también revela las razones más habituales para pedir estas bajas.

Principales causas


La principal ha sido para dedicar el tiempo libre a realizar gestiones personales (16%). El segundo motivo, superar una resaca y descansar (11%). Y la tercera razón más reconocida para conseguir una baja fraudulenta ha sido para acudir a una entrevista de trabajo (8%).

Los trabajadores europeos también reconocen haber cogido una baja por una enfermedad que no padecían para alargar el fin de semana (8%), visitar a familiares (7%), alargar las vacaciones (6%), o incluso para ir a la peluquería o de compras (5%).

Motivación negativa


El doctor Paulino Cubero, miembro de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) apunta que es difícil valorar este tipo de bajas. Lo que sí es cierto es que en los últimos años estos expertos han notado que “los trabajadores apuran menos las bajas” y que las puntuales por gastroenteritis o lumbalgia se piden menos.

El socio-director del despacho Mateos&Ortiz, Jesús Molinera, asevera que el dato es consecuencia del miedo que tiene los españoles a perder su puesto de trabajo. Los empleados acuden por una motivación positiva --les gusta su labor-- o por una motivación negativa, el miedo a ser despedido. Y ésta última causa cada vez tiene más peso.

Apunta que antes de la crisis, la tasa de bajas fraudulentas era muy elevada. Pero ahora, los empleados cuidan más su imagen de ‘absentistas’ sin justificación. “Si hay un expediente de regulación de empleo (ERE) creen que serían los primeros afectados. Por eso ahora se lo piensan mucho más”.

Por edades y sexo


Los trabajadores mayores de 44 años son los que menos se han beneficiado de este tipo de bajas fraudulentas. El 90% asegura que no ha faltado a su puesto por alguno de los motivos ya mencionados. En cambio, los jóvenes con edades comprendidas entre 18 y los 24 años son los que más se han ausentado por estas razones.

Por sexos, los hombres han sido los que más días han faltado alegando una enfermedad que no padecían. En concreto, ellos han evitado acudir al trabajo una media de 5,56 días frente a los 4,45 días que han fallado las trabajadoras.

Menos absentismo


El análisis por países deja el siguiente mapa: el 21% de los trabajadores en Italia han admitido haber cogido bajas por enfermedades falsas; en Reino Unido, el 25%; en Alemania el 23%, en Francia el 18% y en España el 14%. La media europea se sitúa en el 23%.

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre absentismo laboral revelan que ha caído la cifra desde que empezó la crisis. Si el primer trimestre de 2008 las horas no trabajadas por incapacidad temporal (IT) era de 5,52 horas mensuales por trabajador, el cuarto trimestre de 2012 el dato caía a las 3,55 horas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad