Los expertos judiciales amplían hasta 251 millones las irregularidades en Mutua Universal

stop

ESCÁNDALOS

Juan Echevarría Puig

30 de mayo de 2011 (12:59 CET)

Los expertos judiciales que investigan las irregularidades de la Mutua Universal han certificado que los desvíos de fondos eran mayores de los que inicialmente se pensó. En concreto y después de cuatro años de investigación han llegado a la conclusión de que la cifra presuntamente defraudada a la Seguridad Social superaba los 219 millones de euros y la han ampliado a 251 millones, según publica El Periódico.

De la cifra total de lo que los peritos consideran que se defraudó a la Seguridad Social, los expertos se centran en la cifra de 215 millones, porqué no estaría afectada por la prescripción de diez años marcada por la ley. Efectivamente, dicha cantidad se habría defraudado entre los años 1998 y 2007. El fiscal había solicitado en el 2008 una fianza de 183 millones, basada en una estimación del fraude no prescrito que ahora se ha visto superada, para cubrir eventuales responsabilidades civiles.

El principal objetivo del sistema ilegal descubierto por la investigación encargada por el juez era camuflar descuentos de la mutua a empresas que tenía como clientes para la cobertura de los accidentes laborales, de la incapacidad temporal y del servicio de prevención.

El sistema puesto en marcha por los directivos de la Mutua permitía que se produjesen devoluciones de cuotas pagadas por las empresas a la entidad por la cobertura de accidentes. Estos descuentos se detraían de lo que la mutualidad tenía que pagar a la Seguridad Social. Para conseguir este propósito los expertos han detectado diversos mecanismos, como la emisión de facturas falsas de empresas beneficiarias de descuento como también de empresas de confianza, que a cambio se quedaban con un 12%, como también compras ficticias de materiales o servicios para empresas clientes a cuenta de la mutua.

Cese de Echevarría


La dirección general de Seguros reclamó hace unas semanas la substitución del presidente de Mutua Universal, Juan Echevarría Puig. El motivo es que Echevarría no ha podido certificar que está en el cargo en representación de una empresa, tal como indican los estatutos. Por otra parte, la posición del presidente de la entidad aseguradora tiene los pies de barro porque una parte de su mandato se halla entre el período objeto de la inverstigación: Echevarría empezó su actividad como presidente en 2004.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad