Los grupos radicales se convierten en los protagonistas en Barcelona

stop

ENFRENTAMIENTO CON LA GUARDIA URBANA Y LOS MOSSOS

Sin título

29 de septiembre de 2010 (17:30 CET)

La huelga general en Barcelona no sólo ha tenido como protagonistas a los sindicatos y a sus piquetes. El hecho diferencial de la capital catalana lo han aportado los grupos radicales que se han enfrentado a la policía en más de una ocasión. La primera se ha dado este mediodía, tras la primera manifestación convocada en esta jornada de huelga general. Y, la segunda ha sido consecuencia del desalojo la antigua sede de Banesto en Plaça Catalunya.

Este mediodía, tras la manifestación, un grupo de 40 personas vestidas al estilo de los colectivos anti sistema se han enfrentado con la policía. El resultado de los choques ha sido el incendio de un coche de la Guàrdia Urbana de la ciudad. Los activistas también han destrozado mobiliario urbano, como semáforos, macetas y papeleras, y han levantado barricadas en varias calles desde donde han lanzado diversos objetos. Otros grupos también han llevado a cabo actuaciones intimidatorias las calles cercanas al mercat de Sant Antoni.

Desalojo accidentado

Sólo unas horas más tarde, poco antes de las cuatro, los Mossos han decidido desalojar la antigua sede del Banco Español de Crédito en la plaza Catalunya de Barcelona. La policía autonómica instó a los activistas okupas que mantienen el edificio bajo su control desde el 25 de septiembre a que abandonaran el recinto. Pero la petición no ha tenido efecto y los Mossos han tenido que cargar contra los ocupas que han intentado evitar el desalojo sentándose en el exterior.

Los concentrados han lanzado botellas de cristal contra los agentes cuando éstos han empezado a cargar, mientras desde los balcones del edificio de la segunda y la tercera planta, los ocupas gritaban consignas contra los Mossos mediante megáfonos, los insultaban y les preguntaban donde tenían la orden judicial para entrar en el edificio.

A raíz de esta intervención, los enfrentamientos con la policía se han trasladado al Paseo de Gracia, donde los antisistema han destrozado el mobiliario urbano y han levantado barricadas. Los disturbios han tenido lugar en el sitio escogido escogido por los sindicatos para poner punto y final a la manifestación convocada a las seis de la tarde.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad