Los hombres de negro, de nuevo en España

stop

La troika comprobará si el Gobierno de Mariano Rajoy cumple con las condiciones exigidas por el rescate de 40.000 millones a la banca

Redacción

El ministro español de Economía, Luis de Guindos y la presidenta de la Comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, Sharon Bowles.
El ministro español de Economía, Luis de Guindos y la presidenta de la Comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, Sharon Bowles.

28 de enero de 2013 (08:49 CET)

Los inspectores de la troika --formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)-- ,conocidos como los hombres de negro, llegan este lunes a Madrid para verificar si España cumple las condiciones exigidas por Bruselas a cambio del rescate bancario de 40.000 millones de euros.

Es la segunda vez que visitan España. En octubre del año pasado la troika llegó para controlar que el Gobierno que preside Mariano Rajoy (PP) seguía por el buen camino. El visto bueno de los inspectores permitió el desembolso del primer tramo de la ayuda, por valor de 39.500 millones de euros, destinada a las entidades nacionalizadas (Bankia, Novagalicia Banco, Catalunya Banc y Banco de Valencia) y al banco malo (Sareb).

La llegada de la troika a Madrid coincide esta vez con la visita del vicepresidente de la Comisión responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, que participará en la celebración del 40 aniversario de la confederación sindical europea (CES). Está previsto que se reúna con el ministro de Economía, Luis de Guindos, según han informado fuentes europeas.

Otros 1.800 millones para los bancos


Además, el consejo de administración del mecanismo europeo de estabilidad (MEDE) apruebabrá este lunes el segundo tramo de 1.865 millones de euros del rescate bancario, que ya recibió el visto bueno del Eurogrupo la semana pasada y llegará a las entidades a principios de febrero.

La ayuda se destinará a recapitalizar Banco Mare Nostrum (que recibirá 730 millones), Banco Ceiss (604 millones), Liberbank (124 millones) y Caja3 (407 millones). A cambio, las entidades reducirán su tamaño de media un 30% y deberán centrarse en el negocio minorista y la concesión de préstamos a pymes en las regiones en las que habían operado tradicionalmente, reduciendo sus créditos a proyectos inmobiliarios.

En la buena dirección

En un informe que publicó Bruselas la semana pasada apuntaba a que, de las 32 condiciones impuestas por la Unión Europea a cambio del rescate bancario, 22 ya se han cumplido y otras seis han empezado a aplicarse o a discutirse, mientras que las cuatro restantes ya no resultan relevantes.

"En conjunto, las reformas del sector bancario han avanzado como estaba previsto, aunque podrían reforzarse en algunas áreas", sostiene la Comisión. "Los riesgos para el sistema financiero español siguen siendo significativos y todavía quedan algunos desafíos por delante, pese al buen desempeño general", señala el Ejecutivo comunitario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad