Los inversores contienen la compra de bonos de las grandes empresas del sur de Europa

stop

La incertidumbre del euro, la variabilidad del precio de las materias primas y el retroceso chino aconsejan prudencia

Los inversores ya no compran tantos bonos de las grandes empresas. / EFE

Londres, 09 de febrero de 2016 (19:48 CET)

El año 2016 será de retraimiento inversor en bonos corporativos de alto rendimiento de entidades no financieras de la periferia de la zona euro. Se seguirá así la tendencia registrada el 2015 en relación con el año anterior en Italia, España, Grecia, Irlanda y Portugal. Es la valoración de calificación Moody's, recogida en un análisis publicado esta misma madrugada, en que se destaca que sólo Italia y España mantendrán ligeramente la colocación de títulos.

La situación de incertidumbre del euro, la gran volatilidad en el precio de las materias básicas y el retroceso económico de la China aconseja una cautela ya Observada a lo largo del año anterior. En relación con 2014, el descenso de emisión de bonos de los cinco países citados fue del 64%. Se colocaron 10.900 millones de dólares, tras los 30.000 de 2014. En Italia y España fue donde se concentraron más inversiones, con 7.300 y 2.600 millones, respectivamente.

Volatilidad china

Teniendo en cuenta los diferentes tamaños de cada economía —por ejemplo, el PIB español es cinco veces mayor que el griego o el irlandés—, la comparación de volumen de emisión contra el Producto Interior Bruto ofrece un mejor indicador de la actividad relativa de mercados de capitales de deuda de empresas en cada país. Este dato permite afirmar que, a pesar de la gran caída de la emisión griega en 2015, en relación al PIB, Grecia, con un 0.22%, aún supera a España; Italia, por su parte, igualó la media de la UE, en el 0.34%. En España la actividad de este tipo fue relativamente baja, tan sólo alcanzó el 0,17%.

Pieter Rommens, vicepresidente de la compañía y analista autor de la evaluación, asegura que "la volatilidad del mercado de la China, en plena desaceleración económica, los bajos precios de la energía y de los metales básicos, la divergente política monetaria en Europa y Estados Unidos y la [relativa] incertidumbre que genera la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea lo que juegan un papel importante a la hora de contener el apetito inversor."

El centro de la zona euro como refugio

El dinero, en cualquier caso, se refugió el año pasado, y así lo hará durante éste, en el centro de la zona euro y de la Unión. La emisión bruta de Alemania, el Reino Unido y Francia representó el 70% del total de 2015, frente al 63% en 2014 y el 58% en 2013.

El análisis de Moody's pone de manifiesto que una las razones para el mantenimiento a la baja de las emisiones es la incertidumbre sobre el euro y sus reformas estructurales, en buena medida consecuencia directa de la incertidumbre política existente en España y Portugal. En un parlamento sin mayoría absolutas ni mayorías alternativas claras, Madrid todavía busca la formación de un ejecutivo. En cuanto a Portugal, la izquierda gobernante ha rechazado la política de consolidación fiscal impuesta por la Troika, circunstancia que también podría producirse en España si el pacto PSOE-Podemos, más la suma de otras fuerzas de izquierda, consiguiera sacar adelante la investidura de Pedro Sánchez, secretario general socialista.

Emisión de bonos

A pesar de las inciertas perspectivas que se intuyen, las necesidades de refinanciación de algunos de los grandes emisores de bonos provocarán una salida al mercado de 10000 millones de dólares. Telecom Italia, Fiat i Abengoa serán las empresas que requerirán de mayor refinanciación. En el caso de Abegoa, sin embargo, dada la situación por la que atraviesa la compañía, Moody's considera del todo improbable que se abastezca de la emisión de nuevos bonos.

Entre las empresas españolas que durante 2015 sacaron al mercado una mayor oferta de bonos están Campofrío (623 millones); OHL (345); Cirsa (549); Abengoa (398); Grupo Antolin (445) y Ence, Energía y celulosa (278).      
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad