Los inversores pasan del independentismo y ponen 1500 millones en ladrillo

stop

Cataluña supera a Madrid por primera vez en inversión inmobiliaria en logística y sube un 40% en contratación de oficinas

El edificio Cornerstone del 22@ de Barcelona, construido en 2013

en Barcelona, 03 de diciembre de 2015 (21:00 CET)

El sector inmobiliario ha tocado fondo y los inversores, especialmente los internacionales, han visto la oportunidad de hacer negocio. Por eso han vuelto a España con más fuerza que nunca, con una inversión de unos 13.000 millones, un 25% más que el 2014. Y han vuelto también a Cataluña, ignorando el proceso independentista que vive y los planes del president de la Generalitat en funciones, Artur Mas.

Cataluña cerrará el año recibiendo una inversión de unos 1.500 millones de euros, con un crecimiento muy importante del segmento de oficinas, el que concentra la mayor parte del dinero que entra (más del 50%) y una inversión en logística récord, que supera por primera vez la inversión en Madrid.

Estos son los datos de la consultora CBRE, que destaca el buen año que está viviendo Cataluña en inversión inmobiliaria y el hecho de que, con las cifras en la mano, el independentismo parece no asustar a los inversores internacionales, que ponen el 70% del capital. "Ha sido un año muy bueno. Sí que hay ganas de que se despeje la situación [política], pero no se nota", ha asegurado Anna Esteban, directora de CBRE Barcelona.

Mejor que Madrid en industrial y logístico

Lo que más ha sorprendido a la consultora ha sido la inversión en inmuebles de tipología industrial: 118 millones de euros. Cataluña cerrará el año con la contratación de unos 600.000 metros cuadrados logísticos e industriales, el doble que en 2014 y por encima de los 400.000 de Madrid, que repetirá cifras del año pasado.

"Barcelona ha superado a Madrid tanto en contratación como en renta", apunta la consultora. El precio del alquiler del metro cuadrado ha subido de los 6 a los 6,25 euros al mes en Barcelona, mientras en Madrid se sitúa en los 5 euros.

CBRE apunta al enclave "estratégico" de la capital catalana y su área metropolitana, cerca de Europa y con un puerto muy potente, como claves para la pujanza de la contratación y la renta en Cataluña. Si hay fuga de empresas o llegadas que se frenan por el independentismo, la cifra global de inversión inmobiliaria industrial no lo recoge.

"Depurando" el stock de oficinas

El segmento de oficinas, el más importante, ha generado una inversión de 782 millones de euros. Cataluña alcanzará esta cifra gracias a la contratación de 360.000 metros cuadrados de oficinas, un 40% más que en 2014 y el doble que en 2013. De hecho, vuelve en 2015 a niveles precrisis.

Todos los indicadores en oficinas son buenos excepto la rentabilidad, que por la bajada de rentas de la crisis, está en mínimos históricos. La desocupación ha bajado al 12% y la oferta, al 14,4%.

Barcelona tenía tradicionalmente una cartera de activos de oficinas envejecida, especialmente en el centro. Pero la construcción en zonas como el 22@ y la Plaza Europa está modernizando y "depurando" el stock. Algunos edificios del centro y del Eixample están cambiando de uso, hacia residencial, pero Barcelona lo suplirá con nuevos proyectos que estarán listos en los próximos años, como Porta Firal, Cube Diagonal y Ciutat de Granada 150.

Mejor en 'retail', peor en hotelero

El mercado retail, de comercio,  recibió una inversión de 144 millones en 2015. Según los datos de CBRE, están creciendo las ventas y las afluencias a los comercios, lo que se ha traducido en mayores rentas. Eso sí, la consultora observa cierta desaceleración en el segmento del lujo. El Portal del Ángel sigue siendo la calle de España con la renta más alta.

El sector hotelero es el segundo más importante en inversión, con 293 millones en 2015. Es el único de los segmentos que presenta caídas, causadas parcialmente por la moratoria turística decretada por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad