Los jueces arrebatan a Díaz Ferrán el control sobre su patrimonio

stop

Los bienes del presidente de la CEOE quedan bajo el control de los administradores concursales

29 de noviembre de 2010 (19:07 CET)

El Juzgado de lo Mercantil número 5 de Madrid ha declarado en concurso necesario de acreedores (antigua suspensión de pagos) al todavía presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, que además ha perdido el control de su patrimonio, sobre el que ahora decidirán los administradores concursales.

En un auto publicado este lunes, el juez Javier García Marrero ha aceptado la petición que presentó el 27 de septiembre la empresa de viajes Olympia Mediterráneo al constatar que los acreedores no podrán cobrar los importes que les adeuda Díaz Ferrán mediante el embargo de sus bienes. Concretamente, constata que pesan cinco embargos preventivos sobre la vivienda unifamiliar que el empresario tiene en el parque Conde de Orgaz (Madrid), que además soporta una hipoteca de 4,51 millones de euros.

"Si tenemos en cuenta la existencia de un único bien (que conste en las actuaciones) y el importe de los embargos existentes debemos concluir que concurre el hecho revelador, ya que a la vista de las cantidades reclamadas no puede sostenerse que los créditos vayan a resultar satisfechos en los respectivos procedimientos de ejecución" que han emprendido acreedores como Pullmantur contra Díaz Ferrán, señala el juez.

También ha tenido en cuenta que el presidente de la CEOE no se opuso en el plazo establecido a la petición que presentó el pasado mes de septiembre la empresa Olympia Mediterráneo para que fuera declarado insolvente por no pagar deudas del grupo Marsans que había avalado personalmente y que ascendían a 1,13 millones de euros.


El juez mercantil también ha acordado suspender las facultades de Díaz Ferrán para disponer de su patrimonio, que quedará sometido así a las directrices fijadas por la abogada Antonia Magdaleno (también entiende respecto a Viajes Marsans) y el economista Luis Arqued, que forma parte de la administración concursal de Air Comet. La suspensión de facultades suele adoptarse en los concursos necesarios, que son instados por acreedores, a diferencia de los voluntarios, que son los que presentan los propios deudores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad