Los mercados penalizan a la banca con su exposición a la deuda española

stop

100.000 MILLONES

13 de septiembre de 2011 (19:42 CET)

La banca española pasa por sus peores momentos desde la oleada bajista posterior a la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008. Desde que empezó la gran crisis económica y financiera, los cinco bancos del Ibex 35 han perdido la friolera de 100.000 millones de euros. Santander, BBVA, Popular, Sabadell y Bankinter valían conjuntamente en bolsa 183.585 millones de euros cuando terminó 2007. Hoy, apenas alcanzan los 82.050 millones, menos de lo que valía en solitario el banco que preside Emilio Botín hace casi cuatro años.

Las cifras son demoledoras, máxime si se tiene en cuenta que en este período el quinteto de bancos que forman parte del Ibex –se excluye Caixabank, que empezó a cotizar el pasado uno de julio- han ampliado capital, en algunos casos con gigantescas operaciones como la de 7.500 millones de euros de Santander en 2008 en pleno desplome del sector financiero mundial o la de 5.000 millones de BBVA en otoño del año pasado para financiar la compra del banco turco Garanti.

Si la bolsa es el mecanismo más eficiente a la hora de valorar un activo se llega a la conclusión de que los inversores han restado al valor de mercado de los bancos españoles casi la totalidad de su cartera de bonos españoles. Según los datos enviados en julio por las entidades nacionales a la Autoridad Bancaria Europea (EBA), el quinteto de bancos con presencia en el Ibex cuenta con una cartera conjunta de deuda pública española de 113.962 millones de euros, de los que algo más de 95.000 corresponden a los dos grandes, Santander y BBVA.

Ni Popular ni, aún menos, Sabadell y Bankinter, están entre los bancos más expuestos en términos exclusivamente cuantitativos, ya que les superan con creces dos balances mucho más grandes como los de La Caixa y Bankia. Pero como ocurre en el caso de BBVA, su cartera de deuda supera con creces su valor en bolsa. En los tres bancos medianos y en el que preside Francisco González lo duplica. La excepción es el líder Santander, que vale unos 5.000 millones más en bolsa que el volumen de su cartera de deuda.

Más de 10.000 millones dudosos

Queda claro que la deuda pública nacional es el gran problema, porque la exposición de las entidades españolas en los países que han sido rescatados o en los que como Italia están en el punto de mira no es especialmente preocupante en comparación con la de, por ejemplo, los bancos franceses o los alemanes.

Según los datos de la EBA tras la publicación de las pruebas de solvencia de julio, el conjunto del sistema financiero español carga con el peso de 10.300 millones de euros en los países en dificultades. Santander es el quinto banco europeo con más deuda soberana de los países intervenidos. La inmensa mayoría, 3.632 millones de un total de 3.809, corresponde a Portugal. BBVA y Banco Popular cuentan con 647 y 643 millones de euros en el país vecino. Por lo demás, ninguna entidad española está entre las 25 primeras con más deuda ni en Grecia ni en Irlanda.

Reacción bursátil

Las cotizaciones de los bancos españoles reaccionaron al fin ayer tras varios días de durísimo castigo. A pesar de que el comienzo de la jornada estuvo marcado por las fuertes caídas de las entidades francesas -BNP, Dexia y Société Générale suman 16.600 millones de exposición en deuda en los países rescatados, de los que unos 11.000 corresponden a Grecia- en máximos de incertidumbre sobre el rescate de Grecia, las bolsas se apuntaron a las ganancias en el tramo final de la sesión con los dos grandes bancos a la cabeza.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad