Los pequeños restauradores aplazan entrar en el capital de Spanair

stop

Para evitar el retrasos en la ampliación que se cierra el 30 de abril

Sin título

29 de abril de 2009 (18:46 CET)

Los restauradores y pequeños comerciantes que tenían que participar en la ampliación de capital de Spanair habrían decidido posponer esta operación hasta después del verano. El motivo de este retraso es conseguir la rapidez necesaria para cerrar la ampliación de capital.

La sociedad Iniciatives Empresarials Aeronàutiques (Ieasa) tiene que cerrar el último día de abril la ampliación de capital de la que fuentes de la sociedad afirmaron que tenían resuelta en un 80%. En este apartado se incluía un paquete de 5 millones de euros que habrían de suscribir los pequeños resturadores en base a participaciones de unos 1000 euros. Esta operación que habría aportado no solo dinero a la nueva compañía sino también un importante enraizamiento en la sociedad catalana ha quedado pospuesta hasta después del verano. El mecanismo que en su día se planteó era la emisión de bonos convertibles en acciones de la empresa que gestionará Spanair. Este medio ha recabado la opinión del gremio sin conseguir una versión oficial.

Según informa El economista, Ieasa, que firmó la compra de Spanair por una cifra de 100 millones de euros, repartiría la participación en función de una trama de complicidades que se ha ido tejiendo durante los últimos meses a partir del interés por conseguir que Catalunya tenga una compañía aérea competitiva.

Ieasa está participada por la firma de capital de riesgo semipública, Catalana d'Iniciatives; por el Consorcio de Turismo de Barcelona; por la asociación empresarial Volcat 2009, que agrupa empresarios vinculados a Femcat; por Fira de Barcelona y, si finalmente cuaja, por un grupos de empresarios hoteleros y del sector turístico catalán.

La nueva empresa que se hará cargo de Spanair, podría repartir su capital a partir de una aportación de 12 millones de Catalana d'Iniciatives; Turisme de Barcelona aportaría 15 millones; Volcat 2009 pondría 25 millones; Fira de Barcelona, 5 millones más y los empresarios hoteleros 5 millones más si finalmente deciden tomar parte.

La nueva Spanair tiene un par de temas sobre la mesa. El primero es nombrar el consejero delegado, que ha de gestionar el plan de recuperación de la compañía. El segundo sería la convocatoria de una segunda ampliación de capital, que daría entrada a nuevos socios y que podría llegar a los 40 millones. En esta segunda ampliación entrarían los pequeños restauradores, según ha podido saber Economía Digital. Con este dinero se comprarían nuevos aviones y se capitalizaría la empresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad