Los precios de los pisos caen... pero menos

stop

08 de septiembre de 2009 (14:10 CET)

Nadie sabe si el precio de la vivienda en España está a punto de tocar fondo, pero lo cierto es que su caída se va ralentizando poco a poco. Por lo menos, es lo que asegura la sociedad de tasación Tinsa en su último informe mensual, donde también prevé que los precios sigan a la baja cada vez más lentamente.

En el documento, realizado en base a las tasaciones de la propia sociedad, se constata que el precio de la vivienda libre se abarató el 8,9% en agosto respecto al mismo mes del año anterior, lo que supone la menor caída interanual desde diciembre de 2008. Respecto a diciembre de 2007, cuando la vivienda alcanzó su valor máximo en España, el descenso alcanza ya el 14%.

Todas las zonas, a excepción de las englobadas bajo el epígrafe de Resto de Municipios, registraron en agosto descensos interanuales inferiores a los sufridos en julio, mes en el que bajaron el 9,2%. El mayor recorte de precios correspondió a los municipios de la costa mediterránea, con una bajada del 10,3%, en tanto que en las capitales y grandes ciudades el retroceso fue del 9%.

En Áreas Metropolitanas y en Resto de Municipios la caída fue en agosto del 8,7%, en ambos casos, mientras que en Baleares y Canarias el precio de la vivienda libre bajó el 7,8%.

De todas formas, que los precios bajen más lentamente, no significa que la caída se acabe pronto. Precisamente, la Federación Hipotecaria Europea ha recordado este martes que “es probable que a los grandes aumentos en los precios de los pisos les sigan caídas récord en los precios”

Los expertos señalaron que los aumentos de precios “suelen ir normalmente asociados a una polarización de ingresos creciente y de segmentación del mercado, es decir, distintos niveles de acceso a la vivienda por clases de renta y distintos subsegmentos en la demanda”.

En el documento que recoge las conclusiones del congreso anual de la FHE se apunta además que "hubo un consenso general entre los ponentes sobre el hecho de que, a medida que los criterios de crédito se han ido endureciendo y el valor de las viviendas ha caído en la mayoría de las economías de la UE, se pide a los prestatarios que realicen depósitos mayores".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad