Los prestamistas ignoran las listas de morosos

stop

CONSEJO

12 de octubre de 2013 (12:20 CET)

Pedir un crédito a pesar de estar en una lista de morosos como RAI o ASNEF es una operación muy recurrente en internet en nuestros días, ya que son muchas las personas que, por un motivo u otro, están incluidas en una lista de morosos.

Muchas veces estas personas no están de acuerdo con la razón que les ha llevado a RAI o ASNEF, e incluso están inmersas en juicios contra las empresas que las acusan de morosidad.

Los prestamistas privados

Para estos casos existen dos empresas de mini préstamos que prestan dinero siempre que los solicitantes sean poseedores de una única deuda que no supere los 1.000 euros. Son las siguientes:

Cashper. Entrega hasta 500 euros desde la primera vez que se solicita. Su coste es de 25 euros por cada 100 euros prestados a 15 días.

 
ViaSMS. Permite que la deuda llegue hasta los 1.000 euros. Su coste es de 15 euros por cada 100 euros prestados a 15 días.
 
Los intermediarios financieros

Además, hay otras soluciones para poder conseguir un préstamo pese a tener el nombre dentro de una lista como ASNEF, como solicitar los servicios de un intermediario financiero, como Godiva Credit, una empresa que se encarga de reunificar nuestras deudas o de hacerse cargo de ellas, renegociando los plazos y las cuotas a pagar. Otros intermediarios que conceden un préstamo a pesar de estar incluidos en ASNEF, EXPERIAN o RAI, son SUizaINVEST con servicio exclusivo en Barcelona y SF Gold solo para la Comunidad de Madrid.

Eso sí, para poder acceder al servicio de estos intermediarios, en general será necesario contar con un inmueble en propiedad que actuará como garantía. Por eso es necesario ser conscientes de los riesgos de esta operación antes de firmar y asegurarse de que podremos pagar el nuevo préstamo si no queremos correr el riesgo de perder la vivienda.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad