Los recortes hacen daño: laboratorios Ferrer frena inversiones

stop

19 de junio de 2010 (11:32 CET)

Los laboratorios farmacéuticos catalanes reaccionan a la nueva rebaja de los precios de referencia y el recorte presupuestario anunciados por el Gobierno para reducir el gasto farmacéutico. Ferrer Grupo ha decidido paralizar la construcción de su nuevo laboratorio de investigación y desarrollo, que tenía que situarse en las instalaciones del Biopol de L’Hospitalet de Llobregat, según el diario Expansión.

Estaba previsto que las obras arrancaran este año, con una inversión de 50 millones de euros. El proyecto era el buque insignia del futuro parque empresarial sanitario de L’Hospitalet y suponía más que duplicar las instalaciones que Ferrer destina actualmente a I D en Barcelona.

La compañía confirmó que las medidas del Gobierno la han obligado a replantear sus inversiones para hacer frente al impacto previsto en la cuenta de resultados. Por ello, ha solicitado una moratoria de, al menos, doce meses para iniciar la construcción del nuevo laboratorio.

Ferrer, sociedad de la familia Ferrer-Salat, es la tercera compañía químico-farmacéutica catalana, con una cifra de negocio consolidada de 681 millones de euros en 2009, un 10,6% más que el año anterior. Ha sido una de las empresas del sector más activas en adquisiciones e inversiones en los últimos años. Recientemente, ha construido un nuevo centro logístico de 15.000 metros cuadrados en Sant Feliu de Buixalleu (La Selva) con una inversión de 25 millones. En 2007, compró los laboratorios OTC Ibérica y Gelos, fabricante de Gelocatil.

El nuevo centro de I D era el proyecto estrella de Ferrer para los próximos años. El diseño se había encargado ya al arquitecto estadounidense Willam McDonaugh, especializado en arquitectura sostenible. La particularidad de las instalaciones era que, además de contar con un espacio para el equipo de I D de Ferrer, abría sus puertas a empresas biotecnológicas que quisieran instalarse.

El Ministerio de Sanidad ha anunciado un recorte presupuestario de 1.500 millones de euros y un ahorro adicional de 1.300 millones a través de una rebaja de los precios de referencia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad