Los ricos alemanes tampoco pagan a Hacienda

stop

FISCALIDAD

Una oficina de UBS, investigada por evasión fiscal/EFE/Andy Rain

04 de diciembre de 2012 (12:28 CET)

Perseguir el fraude fiscal es complicado en todos los países. Si en España el Gobierno del PP no ha logrado el objetivo de recaudar 2.500 millones de euros, a través de una amnístia fiscal, y se deberá conformar con 1.200 millones, el Gobierno alemán tampoco consigue retener los impuestos de sus ciudadanos más acaudalados.

La Fiscalía de la ciudad alemana de Bochum ha descubierto, después de analizar los datos contenidos en un CD comprado por las autoridades alemanas, un fraude a la Hacienda pública que alcanza los 2.900 millones de euros.

Se trata de fundaciones y particulares residentes en el país que habrían evadido importantes sumas de capital a través de depósitos en cuentas en el banco suizo UBS. La información la publica el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

150.000 millones en cuentas opacas

Y, aunque el gobierno alemán no ha hecho estimaciones oficiales sobre el fraude fiscal, el representante del Sindicato de Inspectores de Hacienda de Alemania, Thomas Eigenthaler, calcula que los ciudadanos alemanes ocultan al fisco alemán alrededor de 150.000 millones de euros en cuentas opacas en bancos suizos.

El líder sindical asegura que las autoridades alemanas comenzaron en 2007 a comprar estos discos con información de evasores fiscales y que alrededor de 40.000 personas se habrían autodenunciado para saldar sus deudas con el fisco alemán.

El diario alemán informa que las autoridades de Düsseldorf han adquirido recientemente cuatro de estos CD por unos 3,5 millones de euros, pero que podrían reportar a las arcas públicas unos 1.300 millones en impuestos.

Un pacto frustrado

El pasado 23 de noviembre, la Cámara Alta alemana, el Bundesrat, rechazó el acuerdo alcanzado entre los gobiernos de Alemania y Suiza para luchar contra la evasión fiscal al considerar que el acuerdo no iba lo suficientemente lejos y beneficiaba a los defraudadores.

El acuerdo preveía la imposición con carácter retroactivo de un impuesto de entre el 21% y el 41% sobre el dinero transferido por ciudadanos alemanes a cuentas en bancos suizos en los últimos diez años a cambio de garantizar el anonimato de los contribuyentes que se acogieran al mismo y que, a partir de 2013, pagarían por los fondos depositados en entidades helvéticas lo mismo que en Alemania, informa Europa Prees.

En España, casi 50.000 millones fuera del fisco

La evasión fiscal afecta a todos los países de la Unión Europea. José María Mollinedo, portavoz del sindicato de técnicos de Hacienda, Gestha, asegura que a España ya le gustaría tener el mismo porcentaje de economía sumergida que Alemania, que es del 11%, en comparación con el 23,3% que se calcula para España.

La solución, para Mollinedo es que la Unión Europea decida una armonización fiscal, y que castigue los paraísos fiscales. “El gran avance, en todo caso, que se ha conseguido con esta crisis es que se perciba como insostenible que las grandes empresas y patrimonios no paguen al fisco, o que paguen porcentajes muy inferiores a los que están obligados”.

El sindicato de técnicos de Hacienda calcula que en todo 2010, en España se dejaron de pagar unos 49.800 millones de euros por evasión fiscal y unos 32.000 millones más por un fraude en las cotizaciones sociales.

Con todos esos recursos, o con la mitad de ellos, el Gobierno de Mariano Rajoy podría atender el pago de los intereses de la deuda con cierta comodidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad