Los sindicatos critican a Treball por el plan para emplear 5.000 jóvenes sin trabajo ni formación

stop

Las organizaciones sindicales creen que no da respuesta a los que tienen preparación pero no encuentran empleo

02 de noviembre de 2010 (14:03 CET)

La iniciativa anunciada por la Generalitat para poner en marcha un plan que dará empleo durante seis meses a 5000 jóvenes que ni estudian ni trabajan, el denominado colectivo “ni ni” ha suscitado la respuesta de CCOO, que a pesar de considerar en parte positiva la idea también le plantea serias discrepancias. Por su parte, UGT teme que sea un mecanismo para proporcionar “mano de obra barata” a los empresarios.

El Govern catalán tiene previsto aprobar este martes el plan consistente en seleccionar 5.000 jóvenes de hasta 24 años a los que se facilitará un período de 400 horas de formación, con un sueldo equivalente a 433 euros mensuales. Del total de la formación 280 horas lo serán en un oficio o dedicación determinada. Después de este período la Generalitat tiene previsto facilitar estos jóvenes contratos de trabajo de seis meses de duración equivalentes al 70% de la jornada. A cambio, el empresario no pagará ni sueldo ni seguridad social por sus nuevos operarios. Sólo deberá completar el salario si amplía la base mínima de dedicación inicial.

Se calcula que en Catalunya hay unos 150.000 jóvenes que ni trabajan ni están estudiando. Esta realidad es fruto del fracaso escolar y también de que muchos han dejado a medias su formación ocupacional y han caído en las listas del paro.

La medida, anunciada justo antes del inicio oficial de la campaña electoral ha sido descalificada como propagandística por la oposición. Pero en otros sectores, como CCOO tampoco las respuestas han sido tan positivas como quizás se hubiese planteado el Departament de Treball.

CCOO ha valorado críticamente la propuesta. De entrada considera inadecuada la denominación de los jóvenes como “ni-ni”, el sindicato cree que los estigmatiza. En este sentido plantea que se debe separar el caso de los jóvenes que han abanado los estudios y no encuentran trabajo de aquellos que sí que han terminado su formación pero no encuentran trabajo pese a estar buscándolo.

“El que no tiene problemas de formación no tiene cabida en el plan Suma” afirma Cristina Faciaben, secretaria de socioeconomía de CCOO. No obstante, valora positivamente que se creen planes para formar a jóvenes mediante el trabajo combinado con la teoría.

Más dura es UGT, que asegura que el Departament de Treball aprovecha la reforma laboral para “normalizar la precariedad laboral juvenil”. En este sentido, reclaman que la Administración ponga toda su atención para asegurar que los recursos se destinen a la formación y no a ofrecer mano de obra barata a los empresarios.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad