Los sindicatos empiezan a movilizarse contra el plan de Agbar

stop

Los trabajadores denuncian los dividendos escandalosos

18 de febrero de 2010 (18:37 CET)

Los sindicatos de Aguas de Barcelona han empezado ya las movilizaciones contra la decisión de la compañía de despedir a 203 trabajadores, decisión de la que informó ED en exclusiva el jueves de la semana pasada y que la empresa quiso desmentir desde el primer momento.

El primer paso de la protesta ha consistido en el envío a los medios de comunicación de un comunicado del comité intercentros en el que los tres sindicatos de Agbar muestran “total rechazo al “Proyecto Empresarial”” que prevé los despidos.

Los sindicatos afirman que, en una empresa con los resultados de Agbar, que ha llevado a cabo además repartos “escandalosos de dividendos extraordinarios” despedir a 203 personas es un “delito social”. Igualmente, los representantes de los trabajadores aseguran que, con el recibo del agua, los consumidores pagan para “tener la garantía de un servicio público de calidad” y “en ningún caso, para que directivos y grandes accionistas tengan esos beneficios y retribuciones”. La compañía repartió 389 millones en dividendos y los sueldos de los directivos sumaron 3,1 millones.

Por estas razones, exigen que se retire inmediatamente cualquier proyecto que implique despidos o externalizaciones, el respeto a los trabajadores y a los representantes sindicales y un proyecto empresarial serio y de futuro.

Además, los trabajadores han empezado una protesta que se alargará hasta el sábado al mediodía, cuando tendrá lugar una manifestación en la Plaça de Catalunya de Barcelona.

Poco después de que Agbar comunicara su decisión, los sindicatos ya hicieron público su malestar porque la empresa lo había hecho de viva voz, sin ningún papel por medio en el que constara ni cómo ni cuándo se va a poner en marcha este proceso. Sus diferentes portavoces aseguran que la semana que viene la empresa les ha prometido su propuesta de reestructuración por escrito.

Los sindicatos también se mostraron recelosos por la manera en que la empresa ha empezado a tratar el ajuste laboral, como por ejemplo el hecho de que les convocara por separado y no como solía ser habitual, ya que la dirección dialogaba normalmente con el comité intercentros formado por UGT, CCOO y ATAB-USO (Asociación de Trabajadores de Aguas de Barcelona).
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad