Los trabajadores de Air Comet desconvocan parcialmente la huelga

stop

La compañía comienza a pagar

06 de agosto de 2009 (07:52 CET)

El comité de empresa de Air Comet ha acordado desconvocar los cuatro primeros días de paros -este jueves y este viernes, así como los próximos días 11 y 12 de agosto- de los ocho que iba a realizar el colectivo de 'handling', después de que la aerolínea del grupo Marsans haya abonado a los trabajadores las nóminas correspondientes a los meses de junio y julio.

Fuentes sindicales confirmaron a Europa Press que los trabajadores tomaron esta decisión después de que se celebraran este miércoles dos asambleas, una por la mañana y otra por la tarde, en la que los empleados confirmaron haber recibido el pago y votaron a favor de la desconvocatoria.

Dichas fuentes agregaron que si finalmente la empresa cumple con su compromiso de abonar la paga extraordinaria antes del próximo 10 de agosto, los restantes cuatro días de paros parciales -16, 17, 24 y 25 de agosto- también quedarán desconvocados.

El comité de empresa había convocado paros parciales de 12 a 14 horas y de 21 a 23 horas durante ocho días del mes de agosto como medida de protesta ante el impago de las nóminas por parte de la compañía aérea, que actualmente cuenta con problemas de liquidez.

La dirección de Air Comet cerró así este miércoles a última hora un acuerdo con el comité de empresa en el que se establecían como condiciones para evitar una huelga pagar las nóminas de junio y julio antes de la noche del mismo miércoles y abonar la paga extraordinaria de verano antes del próximo día 10.

En este sentido, dichas fuentes puntualizaron que el objetivo de las protestas no es "hundir la empresa" y que las relaciones entre trabajadores y compañía "no son malas", por lo que en el momento en el que Air Comet "ha cumplido" con la primera de las condiciones, los primeros días de paros quedan desconvocados.

La aerolínea atraviesa por unos momentos difíciles ante los problemas de liquidez. En este sentido, fuentes de Air Comet señalaron a Europa Press que los dueños de la aerolínea, el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y el empresario Gonzalo Pascual, realizarán una inyección de liquidez a título personal.

A esta medida se sumará el aplazamiento en la entrega del pedido de aviones realizado a Airbus "hasta que la situación se normalice". A finales de 2007, el grupo Marsans realizó un pedido a Airbus de 73 aviones, entre ellos cuatro A380 y 42 A320, por un importe cercano a los 7.500 millones de dólares (uno 5.200 millones de euros), con entregas previstas entre 2008 y 2012. Los cuatro primeros fueron recibidos por la compañía en las fechas previstas, mientras que los correspondientes a junio y julio ya han sido aplazados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad