Los trabajadores de El Periódico podrían cargarse el preacuerdo sobre el ERE de Zeta

Sin título

05 de febrero de 2009 (12:36 CET)

Las urnas estarán abiertas hasta las 8 de esta tarde. A lo largo del día los trabajadores de El Periódico de Catalunya están convocados para que emitan su voto sobre el preacuerdo que alcanzaron a finales de la semana pasada la coordinadora de comités de empresa y la dirección del grupo Zeta.

El sentimiento especialmente entre los periodistas de lo que se considera el buque insignia del grupo es ambivalente: por una parte les gustaría firmar y acabar ya con una historia que les mantiene desde hace varios meses en una tensión desgastante; por otra, se consideran discriminados porque el preacuerdo firmado les castiga al ser una de las empresas con más alto nivel salarial. Efectivamente, el pacto penaliza los sueldos más altos y es beneficioso para los más bajos.

No hay a estas alturas una apuesta clara sobre cual puede ser el resultado de la votación. Si saliera negativo quizás habría que volver a negociar y saltarían por los aires puntos del acuerdo largamente trabajados y que podrían afectar a la unidad del grupo. Otra posibilidad seria que se considerase la empresa, Ediciones Primera Plana, como parte del conglomerado y quedase el resultado a expensas de las votaciones que están realizando en otras sociedades y que son, según fuentes periodísticas, mayoritariamente favorables al acuerdo.

Otras personas empleadas en El Periódico de Catalunya consideran asimismo que aceptar el ERE tal y como está planteado sería un mal precedente para otras empresas de medios de comunicación que están siguiendo con profunda atención este proceso, como es el caso de su gran competidor: La Vanguardia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad