Los trabajadores de Figueruelas defienden la viabilidad de la planta

Sin título

02 de junio de 2009 (08:26 CET)

Que prime la productividad de la planta de Figueruelas frente a decisiones de tipo ‘nacional’ es la principal demanda del Comité de Empresa de la planta zaragozana al nuevo accionariado de la firma automovilística.

De esta forma, el comité de empresa ha exigido en una nota que las decisiones que se tomen a partir de ahora, una vez Opel ya se ha segregado respecto de la matriz de General Motors (GM) y se haya creado un nuevo accionariado con la multinacional Magna, el Gobierno federal de Alemania y GM, tengan una base "económica e industrial".

El presidente del comité de empresa, José Juan Arceiz, explicó, en declaraciones a Europa Press que los sindicalistas están realizando asambleas de trabajadores para explicarles su punto de vista y trasladarles la información de que disponen.

Arceiz comentó que tanto el Gobierno central como el autonómico "han dado muestras suficientes" de su interés por solventar cualquier problema de la planta de Figueruelas y opinó que ahora se debe intensificar la diplomacia y conseguir que primen los criterios industriales y económicos a la hora de decidir cómo se ajustan las plantillas a la nueva situación. En esta línea, Arceiz ha subrayado que tanto el Comité de Empresa de Figueruelas como el Comité Europeo apuestan por dar una solución a todas las plantas de OPEL en Europa, de forma conjunta y rechazan cualquier tipo de solución 'nacional'.

Todo en el aire
Los sindicatos emplazaron a los Gobiernos central y autonómico a intensificar las gestiones diplomáticas con los gestores de la sociedad fiduciaria y el nuevo inversor, Magna, ya que el hecho de que a día de hoy la planta de Figueruelas sea la más productiva "no nos garantiza en absoluto que tenga que continuar igual", lo que sólo ocurrirá si se imponen los criterios económicos e industriales sobre otros.

El comité de empresa ha apuntado que Magna, al igual que los restantes socios de la nueva firma, han trasladado que a Opel le sobra capacidad productiva, que Magna cifra en 10.000 empleados en Europa.

“Nadie ha garantizado nada todavía a Figueruelas", aseveró el comité de empresa que recordó que aún no se ha materializado el aval de 200 millones de euros del Gobierno de Aragón que permitirá poner en marcha el nuevo modelo del Meriva en 2010.

El comité ha precisado igualmente que Zaragoza no ha compartido la estrategia del resto de los colegas de Europa, en relación al Plan de Ahorro, en el cual las plantas alemanas han comprometido la renuncia a una mejora salarial del 4,2 por ciento que tienen pactado para toda Alemania, y las pagas de verano y Navidad, desconociendo lo planteado en el resto de plantas no alemanas, señalan. "Creemos que no es lo más conveniente, que sea Figueruelas la única planta, que no le remite nada en absoluto a la consultora responsable de este plan de ahorros".

Por lo tanto, "lo que hemos trasladado a esta empresa y al resto de los compañeros de Europa, es que cuente en nuestro haber de ahorros, los que ya hemos generado hasta la fecha, es decir, los ahorros generados por el acuerdo para el Meriva, los ahorros derivados por la aplicación de los ERE presentes o futuros, el contrato de relevo y el decrecimiento natural de la plantilla".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad