Calviño se resiste a asumir los malos datos económicos. En la foto, la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño/EFE

Los trabajadores del sector hipotecario deberán avalar formación

stop

Las entidades financieras deberán proporcionar a sus trabajadores una formación de más de 50 horas

Economía Digital

Calviño se resiste a asumir los malos datos económicos. En la foto, la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño/EFE

Barcelona, 03 de mayo de 2019 (14:30 CET)

La última novedad de la reforma hipotecaria aprobada por el gobierno de Pedro Sánchez obligará a aquellas personas que se dediquen al negocio de las hipotecas a acreditar una formación previa en ese sector.

El decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros explicita la formación que debe exigirse a aquellos que comercializan, asesoran o intermedian en las concesiones de una hipoteca. Según el Ministerio de Economía, que dirige Nadia Calviño, el personal deberá tener “conocimientos adecuados” sobre la legislación hipotecaria y los préstamos inmobiliarios, sobre cómo funcionan y qué implicaciones fiscales tienen; sobre gastos y servicios accesorios.

Los profesionales del sector deberán conocer al detalle el mercado de este tipo de préstamos y del sector inmobiliario. Entre otros, poder estimar los gastos de las operaciones, evaluar la solvencia de los clientes y el acceso a la Central de Información de Riesgos del Banco de España, y tasar las garantías también serán requisito. Se exigirá también formación sobre el funcionamiento de los registros de propiedad y las notarías y las normas deontológicas del sector.

Estas exigencias deberán aplicarse a toda la plantilla y dirección de las oficinas, que deberán demostrar sus capacidades superando módulos de formación de más de entre 50 y 65 horas, como mínimo, dependiendo de su cargo. Quedan eximidos el personal de administración, recursos humanos, contabilidad, tecnología y telecomunicaciones.

El nuevo decreto ley incluye también el tipo de información precontractual que las inmobiliarias deben proporcionar al cliente y limita la publicidad que pueden emitir las entidades bancarias sobre las hipotecas. Las empresas financieras tienen hasta junio para aplicar la normativa; en materia de formación y transparencia el plazo se alarga hasta mediados de julio.

Un grado un máster en Ciencias Jurídicas, en Economía, Administración o Dirección de Empresas podría permitir la convalidación de una parte de esa formación. La experiencia profesional previa en el mundo de las hipotecas durante un mínimo de cinco años homologará hasta un 20% de las horas lectivas del curso. Los módulos podrán ser impartidas por la propia entidad o mediante otras empresas o universidades, habilitadas por el Banco de España.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad