MAFO, en línea con Narcís Serra

stop

Sin título

02 de abril de 2009 (17:18 CET)

Eppur si muove. En tres días, tres declaraciones en la misma dirección. Primero, fue supuestamente el exvicepresidente del gobierno y actual presidente de Caixa Catalunya, Narcís serra, quien habría una recapitalización de las cajas españolas con fondos públicos. Ayer, el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, partidario asimismo de un fondo destinado a las cajas de ahorro por si la morosidad creciese de forma que hiciese necesarias nuevas ayudas públicas. Y hoy el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez (MAFO). ¿Quién fue el primero? Eso no importa. Lo que realmente importa es que parece que el camino está bastante marcado.

MAFO se ha mostrado esta mañana favorable a que se ponga en marcha un proceso de recapitalización de las cajas de ahorros en dos direcciones: por un lado, con fondos privados, para lo que ha propuesto que se abran a estas instituciones financieras vías para poder captar recursos del mercado, de una manera similar a como lo hacen los bancos; por otro, con fondos públicos, a través de un mecanismo para adquirir o avalar participaciones preferentes.

Este mecanismo, según ha transcendido se constituiría como un fondo en el que la participación mayoritaria sería pública y la minoritaria privada en la que podrían entrar bancos y cajas de ahorros. El nuevo organismo se dedicaría a comprar cuotas participativas o participaciones preferentes de cajas de ahorro, con lo que se produciría el efecto buscado de recapitalizar estas entidades y así evitar que en casos de crisis tengan que ser ayudadas con fondos exclusivamente públicos.

Quedarían un fleco por solucionar. Este sería ver si la compra de cuotas participativas u otros productos parecidos mantendría como hasta ahora la imposibilidad de ejercer derechos políticos en las entidades beneficiadas.

El presidente de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda, considera que gran parte de las cajas de ahorro asumen que tendrán que ser recapitalizadas. Garralda ve positivo que sea el Estado y no las comunidades autónomas las que pongan el dinero porque "dará racionalidad y una dosis de unidad" al modelo.

El presidente de Mutua Madrileña apostó por un modelo de cajas de ahorro como el italiano, en el que parte del capital de las entidades cotiza en bolsa y el resto está controlado por administraciones y fundaciones.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad