Magna amplía el número de despidos en la planta de Figueruelas

stop

22 de septiembre de 2009 (12:59 CET)

El plan de reajuste de las plantas de Opel en Europa será más duro de lo que se preveía inicialmente. Magna, el nuevo propietario de la firma alemana, quiere recortar 11.000 empleos en Europa, casi una cuarta parte del total y de ellos 2.090 en la planta española de Figueruelas (Zaragoza), alrededor de 450 más de lo previsto hasta ahora.

El diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung informa en su edición de este martes de que la reducción de empleos prevista hasta 2011 afectará en Alemania sobre todo a la fábrica de Bochum, donde desaparecerán 2.200 empleos de los 5.000 que tiene en la actualidad. El rotativo alemán accedió a los documentos del Consejo Consultivo de la sociedad fiduciaria que administra actualmente Opel.

La factoría de Opel en Figueruelas emplea actualmente a 6.400 personas y la reducción de puestos de trabajo prevista en España se producirá, según esos documentos, en beneficio de la factoría alemana de Eisenach, ya que se trasladaría aquí la producción del Corsa de tres puertas.

En total, en Alemania desaparecerían 4.116 puestos de trabajo (2.191 en Bochum, 1.427 en Rüsselsheim, 456 en Kaiserslautern y 42 en Eisenach), según el FAZ.

Opel tiene actualmente 24.700 empleados en Alemania y en Europa un total de 45.370. Con la reducción prevista, la plantilla en Europa se situará en 2011 en 34.778 personas. La factoría de Bochum sería la más afectada por la reducción de empleos porque la fabricación de cajas de cambios se trasladaría a la fábrica austríaca de Aspern.

El diario añade que dentro de dos semanas el productor de componentes austríaco-canadiense Magna y su socio el banco Sberbank firmarán el contrato de compra de Opel.

Los países en los que hay fábricas de Opel deciden actualmente su posible y controvertida participación en el crédito de 4.500 millones de euros (6.615 millones de dólares) que Alemania ya ha aprobado.

Bélgica sería el país más afectado, ya que aquí se prevé cerrar la fábrica de Amberes, donde 2.500 personas producen actualmente el Opel Astra. En Inglaterra, se reducirían casi 1.400 de los 4.500 empleos que Opel tiene en dos fábricas. La reducción afectaría, sobre todo, a Luton, donde se fabrica la furgoneta Vivaro.

Representantes de la plantilla de Opel, de Magna y de la matriz estadounidense General Motors se reunieron el lunes en la central de Opel en Rüsselsheim, cerca de Frankfurt, para hablar de los despidos. Las conversaciones entre la futura nueva dirección de Opel y los sindicatos proseguirán el viernes.

Por su parte, la secretaria del comité de empresa de la planta de Figueruelas, Ana Sánchez, negó que la multinacional austriaco-canadiense Magna quiera despedir a 2.090 empleados en España, saliendo así al paso de la información publicada por el diario alemán.

En declaraciones a Europa Press, Ana Sánchez informó de que la comisión permanente mantuvo este martes una videoconferencia con el representante del comité en Europa, Pedro Bona, en la que les aseguró que "Magna presentó ayer a los sindicatos el mismo plan industrial que presentó en julio", y que supone la pérdida de alrededor de 1.700 empleos en Opel España. "Vamos a pedir explicaciones por esta filtración que ha salido en la prensa alemana porque lo único que consigue es desestabilizar y entorpecer las relaciones entre la empresa y los sindicatos", aseveró.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad